Montar en globo

En breve se cumplirá el quinto aniversario de esta página. Sería una imprudencia por mi parte no admitir que El Sentido de la Vida ha venido cambiando conmigo durante todos estos años. A través de las historias se puede ver cómo he ido creciendo con el tiempo convirtiéndome en una persona diferente y, en la mayor parte de las facetas que me importan, en una persona mejor y sobre todo más libre. Siempre he sido un tipo tímido y asustadizo, seriamente limitado por la opinión de los demás. Mis primeras historias versaban sobre asuntos neutros en las que yo apenas tenía protagonismo. Para mí era una manera de escribir sin mojarme el culo. Las columnas tenían gracia y yo no me exponía sino que era un espectador más. Con el tiempo he ido siendo capaz de revelar pedazos de mi vida que creía que jamás me atrevería a compartir y mucho menos a exponer públicamente. Recuerdo algunos hitos en el camino hacia la libertad de expresión personal, hacia la libertad en definitiva.

En Amores de juventud confesaba mi más sonado fracaso sentimental juvenil, en Las pajas (I y II) me decidía por fin a escribir sobre un tema tabú al que llevaba años deseando hincar el diente, y en El peor día de mi vida moderna exponía los jirones de mi alma herida por el lado cortante del amor. Antes de escribir sobre estas experiencias yo era una persona en concreto, y al atreverme finalmente a publicar esas historias ascendí un peldaño cualitativo en la escalera que lleva a la libertad de hacer lo que a uno le sale de los cojones sin que le importe un carajo lo que los demás puedan opinar. Hay gente que pasa su vida atrapada en el corsé de la moral social y de lo que se puede y no se puede hacer o decir, limitando sus posibilidades y convirtiendo la fabulosa experiencia de la vida en un reducido jardín rodeado de alambre de espino en el que no se puede ir a ninguna parte. Conozco bien el lugar porque he pasado gran parte de mi vida ahí.

Cada una de esas historias marcó un antes y un después en mi evolución personal, y hoy vamos a por uno de los últimos escalones. Después de esto cualquier cosa vale. Hoy viene el órdago a la grande. Agárrense los machos.


Decía Carl Sagan que “Afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias”. Lo malo que tiene dejar una frase así para la posteridad es que luego no puedes explicar a la gente lo que querías decir exactamente. Si nos olvidamos de la ciencia pura y nos centramos en la vida, que es a todas luces mucho más interesante, lo que Sagan realmente quería decir es que “Afirmaciones extraordinarias requieren dos cojones”.

Vivimos en un mundo moderno y liberal. Los hombres hablamos de todo abiertamente. En la tienda de móviles podemos elegir libremente entre docenas de modelos. Es la hostia. Luego llegamos a casa y echamos un polvo salvaje en el sofá y preguntamos qué hay de cena mientras nos limpiamos la polla con los calzoncillos. Somos libres, inconformistas, atrevidos, contestatarios, deslenguados; estamos de vuelta de todo.

Y una mierda.

Que levanten la mano aquellos que alguna vez se han dejado meter un dedo por el culo.

Nos depilamos el pecho, llevamos calzoncillos de diseño, levantamos pesas en el gimnasio para parecernos a lo que anuncian por la tele, y sobre todo somos muy machos. La frase “Mi culo es una vía de sentido único” es la bandera de los tipos más duros, de los que encienden las cerillas con la bragueta. La mayoría pasan por la vida sin acercarse al ano, y los que lo hacen se llevan el secreto a la tumba, no vaya a ser que alguien se entere y vaya diciendo por ahí que uno le tira a los palomos o que es gayer. Y así nos luce el pelo, por gilipollas. Superpolvo atrevido en la silla de la cocina, chuf chuf, qué bien me he quedado que me voy a hacer un bocata de mortadela. Sí, el sexo es la hostia.

Mientras tanto las mujeres liberadas gimen como si las hubiera poseído el demonio, se agarran al cabezal de la cama intentando mantener la consciencia y alcanzan éxtasis que los hombres observamos con envidia, resignados, sabedores a ciencia cierta de que la naturaleza nos ha dotado de una polla con el único fin de arruinarnos la vida.

Escuchamos mitos sobre el denominado punto G del hombre. Dicen que para llegar a él hay que circular en sentido contrario. Si lo prohibiera la Dirección General de Tráfico ya estaríamos todos allí, pero como está al alcance de cualquiera, seguimos en la práctica sin pasar del misionero por mucho que creamos que follar encima de una lavadora que centrifuga es lo más.

Yo era uno más de tantos envidiosos de los orgasmos femeninos. Cada vez que asistía a uno de ellos la tristeza nublaba mis ojos. La naturaleza es sabia, y aunque me dotó de miopía también me otorgó un cierto buen hacer innato que quedaba patente cuando el Universo se conjuraba y me ponía una vagina entre las manos. Este talento inherente me ha permitido ver a las mujeres disfrutar del sexo como yo jamás lo había llegado a gozar, y eso que ganas para experimentarlo todo nunca me han faltado. Ahora, por fin, después de tantos años de búsqueda infructuosa y al borde de la resignación definitiva, una chica muy especial me ha abierto los ojos a la verdad absoluta, y como me ha dicho que hasta que no documente mi experiencia no me lo vuelve a hacer, me veo abocado a superar mis temores más oscuros para poder volver a disfrutar de lo que siempre estuvo ahí y nunca tuvimos los arrestos de hacer nuestro.

La naturaleza siempre da una de cal y una de arena. El Yin y el Yan, el día y la noche, el bien y el mal, Windows y Linux… La próstata, fuente de disgustos a partir de los cincuenta, es paradójicamente la llave que abre las puertas a la felicidad. Médicamente hablando, se trata de una glándula situada a unos cinco centímetros de la entrada del ano pero, desgraciadamente para aquellos con remilgos, por el lado de dentro. Se encuentra en la parte del recto que da al lado del ombligo y tiene el tamaño de una canica de las grandes. Si tienes menos de 25 años, entonces piensa en la bola de un ratón de los antiguos. Si no conociste los ratones antiguos, entonces no les digas a tus padres que estás leyendo esto o te meterás en un lío. Yo lo negaré todo ante el juez.

Coincido con la mayoría en que el ano y todo lo que queda aguas arriba es una zona muy personal, así que no recomiendo la experiencia con un ligue de una noche ni con el tendero de la esquina, por mucha confianza que digas que le tienes. ¿Has oído alguna vez a una mujer decir que determinada ejecución sexual era “algo que no se podía compartir con cualquiera” y te has reído de ella? Pues en este momento te vas a sentir de un empático de la hostia.

Así pues estás en la cama con una chica liberada con la que tienes un cierto grado de confianza y te sientes cómodo. Si eres un hombre y tu pareja no es una chica, a estas alturas este texto te será de tanta utilidad como un libro de matemáticas de primaria. Tú puedes dejar de leer y continuar disfrutando de la vida, pero el resto tenemos que seguir trabajando para dejar atrás nuestros tabúes.

El ano, a diferencia de la vagina y de Shell, no fabrica su propio lubricante. Este pequeño inconveniente se puede suplir con la vaselina de toda la vida que venden en las farmacias. Dile al boticario que tienes un eccema en la barriga y cómprate dos botes, porque cuando te acabes el primero sólo querrás empezar el segundo. En las tiendas especializadas venden todo tipo de lubricantes al efecto que obran maravillas. Si alguna vez has pensado que por el culo no te iba a entrar ni un garbanzo, se te va a quedar la boca abierta.

Mientras estás tumbado sobre la espalda en la cama, tu pareja se unta el dedo que hayáis acordado durante las negociaciones y te lo enchufa por la puerta de atrás. Los hombres somos tan idiotas que pensamos que a una mujer lo último que le apetece es meterle un dedo por el culo a alguien. La realidad es que a ellas les resulta extremadamente atractivo por dos motivos:

  • Proporcionar placer a tu pareja es a priori el objetivo del sexo entre personas normales. Si eres de los que retuercen el pescuezo a los gatos para excitarse, entonces no espero que entiendas este punto.
  • Mientras te convulsionas de placer e intentas que los vecinos no piensen que te has cortado un dedo en vez de una uña, estás a merced de la mujer, la cual disfruta del morbo del control de la situación. El poder es excitante, y si no que se lo pregunten a los políticos, que cuando se terminan un bote sólo quieren otro.

Con un dedo untado en lubricante saltando en el trasero no hacen falta carabelas para conducir al hombre al Nuevo Mundo. Si la mujer emplea la boca no serán necesarias más indicaciones, pero si se decide por la mano hay que destacar que conviene que utilice cantidades abundantes de lubricante aprovechando que tenemos dos botes. En fin, somos todos mayorcitos y no creo que hagan falta más explicaciones. Nos encontramos en ese punto en el que el carrito de la montaña rusa ha llegado al final de la cuesta e inclina por fin el morro para dejar paso a la esperada excitación para la que hemos comprado la entrada.

Yo acepté la maniobra como una curiosidad y me sorprendí retorciéndome sobre la cama, gimiendo como no sabía que pudiera y aferrado al cabezal en un vano intento de mantener los pies en los estribos. No sabría decir cuánto duró aquello, si dos minutos o media hora. Sólo sé que cuando me corrí ni siquiera me di cuenta. La experiencia llevaba un rato siendo tan sobrecogedora que no supe distinguir el orgasmo que asociamos a la eyaculación del resto de sensaciones que de manera tan intensa me venían embargando desde lo que parecía el principio de los tiempos. Las mujeres tienen orgasmos múltiples; los hombres podemos tener orgasmos ininterrumpidos durante minutos. O vete a saber lo que son. El caso es que están ahí.

Cuando Albert Einstein publicó la Teoría de la Relatividad General en 1915, declaró a los asistentes: “Ahora sólo me queda montar en globo y que me metan un dedo por el culo”. Al globo sólo se subió una vez.

Caballeros, yo ya he cumplido con mi parte; ahora queda todo en sus manos de ustedes. Yo me largo a montar en globo.



[adsense:468x60:1:1]


Historias relacionadas:

Categorias:

Comentarios

Increible!!
Cada día me sorprendes más y desde luego me haces aprender un poquito de ese gran desconocido: El hombre. Este post se asemeja al Gonzo de hace tiempo…
No cambies.

PD I: lo pondré en práctica,
PD II: soy la primer :D

Este post se asemeja al Gonzo de hace tiempo…”
¿entonces los otros post recientes no se asemejan? ¿Es Gonzo más Gonzo en este post que en el de la semana pasada? ¿To Gonzo or not to Gonzo? He aquí el Gonzodilema.

saludos ;)

Blues-Blues

Enhorabuena por el descubrimiento, y por haber tenido los huevos de venir y contarlo. Un poco de desenfado es lo que hace falta con estos temas…

—————————-
www.davidllada.blogspot.com

Ole!
Bueno, me quito el sombrero.
Eres un crack. Nunca pensé que me reiría oyendo la historia de un tío al que le meten un dedo por el culo…
No creo que Einstein dijera eso, ni que contar todo lo que se te pasa por la cabeza sea condición para mostrar que te importa un pijo lo que piensen los demás, pero bueno.
Da igual.
Me ha encantado.
Y hasta me han dado ganas de probarlo.

Lo mismo digo, me gusta que haya vuelto el Gonzo de siempre . . .

Se que de la forma que lo has tratado ha llegado mucho mejor a las mentes “abiertas” de lo tios, nos lo llegan a contar en cualquier otros sitio (ejemplo: cosmopolitan …), seguro que la mayoria ni lo lee.

Estoy totalmente de acuerdo contigo y me alegro que ademas seas capaz de contarlo … sirva para que algunos (donde me incluyo) sigamos el ejemplo en ambas cosas ;-)

Bueno … para que sea mas interesante … que la gente que comente, incluya si lo ha probado antes o despues de leer este post, o si simplemente no lo ha hecho.

Yo Antes, y hasta hay puedo leer.

..:: A partir de ahora ::..

¿5 años ya? habrá que celebrarlo y me parece que has dado buen paso en ello.

¿Globos? ¿ehh? ¿mm? no se donde subir a uno, quizá empiece también por el otro lado de la lista…

Hace tiempo ví una película (típico desmadre americano universitario) en el que uno de los protagonistas descubría “la montaña” rusa en una exploración rectal efectuada por la inevitable enfermera cañón.

Desde entonces siempre me ha picado “la curiosidad”.

Me has animado a experimentar, gracias!!

me lo llevo a casa impreso, a ver si convenzo al pariente… mmm, creo que tengo por ahí lubricante del de la moto… ese vale también, no? bueno, compraré vaselina también, por si le entran remilgos, que una es una tía comprensiva.
gracias, gonzo.
espero que funcione para poder devolverle a mi lover años y años de orgasmos múltiples.

Otros ya lo han descubierto…

Lo único que os aconsejo, es que vuestra novia sea delicada, y no tenga unas uñas demasiado afiladas…

Puede que hayas comenzado una nueva corriente de anti-tabus y que mañana medio mundo tenga un dedo metido en el culo y el otro medio se lo este metiendo a alguien en el culo. Eih! podria acabar con las guerras… :)

Muy bueno y atrevido el articulo!

Érase una vez un sueño

La asociación dedo-en-el-culo/maximo-placer deja de ser cierta el primer dia que vas al proctologo, y más si mide 2 mts y tiene barba :-(

Aunque confío en ti y te creo, cuando describías el proceso proctológico, aún cuando me reía no podía evitar apretar el culo en la silla como para evitar que nada entrara, supongo que aún no estoy preparado para esas fuentes de placer.

P.D. Pero mira que eres maricón ;-P

FDO. ER_MELENAS

Felicidades por la experiencia, es algo que no olvidarás nunca.

Y para los que lo estén dudando y sientan que ponen en peligro su varonilidad: ellos se lo pierden. El ano tiene muchas terminaciones nerviosas, habrá que aprovecharlas no?

Si a tu chica no le da ascos, que sería lo más normal, deberías probar el sexo oral aplicado ahí. Entonces si que te retorcerás de placer (y ya con la penetración ni te digo…)

Saludos

Enhorabuena por haber encontrado la libertad de decir lo que te plazca sin la presión del que dirán los demás.

Lo malo de meterse el dedo en el culo es que luego te huele a mierda durante dias, y le vas dando la mano a la gente por ahí y tambien te comes el bocata de mortadela con un regusto raro.
Yo te recomiendo que compres un consolador/vibrador con forma de papá noel o de obelisco(por si los que tienen forma de nabo indigena te dan yuyu) y disfrutes a lo grande de las vibraciones cosmicas. Lo del dedo es mas socorrido por si te pilla en el autobus o en un cine.
Lo malo es que ahora tambien te afeitarás el ojete y el after shave te va a dar nuevas sensaciones desconocidas…..lo mismo el sado tiene su lado magico ;-))

Desde luego, esto sí que es cruzar el Rubicón…

Asi q a eso es a lo q te has estado dedicando todo este tiempo… Pues me alegro hombre y mucho, eso se llama una entrada espectacular!

Felicidades por el cumple.

No me he reido con tu post, he a_l_u_c_i_n_a_d_o. Se te hechaba de menos joder!

Con quien me he reido y de verdad ha sido con Fabian.

Otra cosa… Tu madre… hs pensado en ella? la avisaste primero?

Jefe, aunque te llevo leyendo hace poco tiempo este post me ha animado a comentar. Ya que pareces tener la falta de pudor necesaria, te recomiendo el libro “El hombre multiorgásmico”, un sencillo libro para aprender a ser multiorgásmico, basado en prácticas taoístas. No es nada esotérico ni se basa en rituales tántricos, es disciplina y control muscular puro nada más. Y anotado me queda esto, gracias.

He de decir que dado que llevo bastante tiempo con mi novia y nos gusta experimentar, hace un tiempo que realizo este tipo de prácticas, y al igual que tú, estoy encantado. Estamos encantados :D. Me río yo cada vez que un tío me dice “a mí el culito no me lo toca nadie”. El placer anal y la inclinación sexual de un hombre tienen lo mismo que ver el Fari y Melrose Place. ¡Tú te lo pierdes, pringao! jiajiajia
Ahora estoy detrás de comprarme (o que me regalen) el famoso aneros. Dicen que es la hostia. He visto algún vídeo y lo parece.

Yo nunca he montado en globo, pero montar bien en bici también es importante…

Y muchas gracias por hacerme pasar ratos tan agradables. Cada aventura tuya me saca una sonrisa, es un remedio anti-estrés infalible. ;)

Te voy siguiendo desde hace rato, en el silencio. Guardo un ejemplar de “Bilo y nano se lo montan” como un tesoro. Y es verdad que has ido cambiando. Madurando. Me gustan mucho tus reflexiones y tu sinceridad. Con la confesión de hoy has dado otro paso más. Siempre me he preguntado porqué la gente tiene tanto miedo a tocar estos temas. Cómo si disfrutar de tu cuerpo fuera algo “anormal”.

En el fondo no somos muy distintos. Tienes mucha razón en que vivir agobiado por “el qué dirán” es una barrera para el desarrollo personal. Espero liberarme pronto. Me falta montar en globo.

Para no iniciados: apretar la zona entre los mismísimos y el agujero prohibido durante el tema es una buena forma de ir acercándose a montar en globo.

Enhorabuena por el post. Tan bueno como sincero. Eres un crack.

¿Este blog no lo leía tu madre?

Soy otro lector tuyo de los de hace muucho tiempo que no puedo evitar el felicitarte por hacerme pasar un buen rato, y por conseguir subir tú un escalón más. Lo que no entiendo es la “obligación” a documentar tu experiencia.. eso te pasa por ir diciendo por ahí que tienes blog :P (que será todo un logro personal pero a ver quien se anima a escribirlo).

Que sigas así, aunque te desherede la familia.

Ah… las maravillas de la literatura. Estás diciendo que te han metido un dedo por el culo y te toman como un héroe.

No digo que no esté de acuerdo, que lo estoy. Pero es curioso lo que puede hacer el escribir bien.

Un Saludo.

Primero, reconocerte lo bien que escribes, lo que disfruto leyéndote y lo que me alegra que hables de estas cosas. Y ahora viene el pero.

Chico, tampoco hace falta tanta valentía para contar estas cosas. En el fondo sabes que no haces nada malo dándote gusto. Hay barreras más altas. Si obtuvieras placer estrangulando gatitos, ahí te querría ver yo.

Vamos, que no es para tanto.

Cuando publicaste las entradas sobre el sueño lúcido y luego la dieta de la zona, me dije “No, si éste acabará por meterse algo por el culo” XD

Bueno, me alegro que haya sido para bien y que vuelvas a recuperar el nivel humorístico/literario que te caracteriza, y además compartiendo el saber con los demás, sí señor, que las cositas buenas son patrimonio de la humanidad. Te falta poner algo sobre “úselo bajo su propio riesgo” o así.

Sobre lo de andar hurgando (palabra -hurgar-, por cierto, que parece creada a posta para el tema, sino consulten el diccionario) y que te hurguen en el trasero, si alguna vez has tenido o tienes un quiste pilonidal (que espero que no) ya se te habrán caído los tabús, pero no por el lado del placer, precisamente. Uff, sólo de pensarlo me dan ganas de ponerme de pie.

——————————————————————————-
La ruta de las cabezas de piedra

Aunque esas cosas prácticamente las cuentan incluso en la Cosmopolitan desde hace años ;-D

Veamos…

llevo algo así como 4 años leyéndote. Nunca había sentido la necesidad de escribir un comentario. Me bastaba con leerte cada lunes. Debo decirte, agradecido, que me has proporcionado alguno de los momentos más hilarantes de mi vida.

Pero lo de esta semana…

Ah… Espero que consigas animar al personal. En mi caso, predicas a un converso. Suscribo especialmente el consejo de llevarlo a cabo -sobre todo si es la primera vez- con alguien de confianza.

Por cierto, no me he montado en globo pero… me lo convalidarán por el paracaidismo?

Vamos a ver:

- El pecho te lo depilarás tú… Porque yo paso de meterme cuchilla alguna. Unas 2 horas después de afeitarme ya estoy pinchando otra vez. Y la cera NO ES una opción…

- ¿Calzoncillos de diseño? ¿por que tengo que pagar por algo que teóricamente no se ve? Pues para cuando se vea, dirán ustedes… Pues anda que si para seducir a una chavala tengo que ponerme unos calzoncillos de diseño…

- Las mujeres que gimen como poseidas por el demonio son de dos clases: Las que fingen el orgasmo y las que salen en una peli porno fingiendo un orgasmo. Eso es, mas que nada, para no herir el orgullo del macho (que somos nosotros)…

- El decir “mejor no” me ha librado de la cocaína, la heroina, las anfetas, el cannabis, el tabaco, el alcohol y el café. Que levante la mano aquel que no tome habitualmente una de estas sustancias.

- Por otro lado, el decir “mejor si” hace que ande metido por los foros de internet, coleccione diversas clases de chatarras (informáticas, automovilísticas, literarias, etc…) y tenga un buzón de e-mail con 10000 mensajes que algún día debería leerme… o no.

Si el camino a la felicidad es meterse un dedo por el culo, mal camino es ese, sobre todo porque es de muy corta duración. Un millon de años de historia de superación humana termina con descubrir que la solucion para alcanzar la felicidad es meterse un dedo por el culo… Aunque parece ser que es un descubrimiento de Einstein, si, el tipo ese que se perdía en su propio campus universitario y no sabia encontrar su casa.

¿Que quereis meteros un dedo por el culo? Meteroslo. Disfrutad. Pasadlo bien. Pero tened cuidado luego con lo que os meteis, no os pase como al que quería faltar al examen de forma justificada debido a gran desgaste sexual…

Lamentamos comunicarle que no ha superado el test de Voigt-Kampff. Prepárese a ser retirado, replicante…

Si no pudieron conmigo los del Plan Nuevo…

Al final con la coña de montar en globo, aquí se va a acabar montando la Globosfera: “Dícese del conjunto de bloggers a los que alguna vez les han metido un dedo por el culo”…

Descojonante escrito. Un abrazo (sin mariconadas:-)

Soy otro de esos que te lee todas las semanas pero que no suele escribier nada, pero esta vez no puedo dejar de felicitarte, tanto por atreverte a escribir sobre ese tema, como por lo bien escrito que está.

Yo te diré que lo descubrí hace mucho, y que lo practíco siempre y cuando la pareja sea la adecuada…

…por eso mismo puedo decirte tranquilamente que… somos unos mariconazos, jajaja!!!

Dios!! lo difícil que es comentar aquí!!! si no fuera porque me parece el mejor blog que he visto en el par de años que llevo navegando y porque me has tenido muerta de risa los tres últimos días se iba a tomar la molestia de registrase tu p….. queridísima y respetadísima madre.
me tiene usted a su disposición para lo que desee, al menos mientras escriba tan bien.
Servus
 Primaveritis

Que cojones tienes!! :P

Mi hija de cuatro años me enseñó una canción:

El gall i la gallina
estaven al balcó
la gallina dormia
i el gall li fa un petó.
-Dolent!!
I què dirà la gent!
-Que diguin lo que vulguin que jo ja estic content!

(Espero que entiendas catalán en su vertiente balear, un petó es un beso, dolent es malo).

Al principio me pareció una de tantas,una inocente cancioncilla, pero escuchando bien, habla precisamente de esa libertad que tú te has ganado y de la que, al parecer,disfrutas mucho.

Enhorabuena! Me he encontrado a muchos hombres con reparos sobre el asunto del culo. No saben lo que se pierden. En la cama para disfrutar hay que entregarse, pero no sólo a la otra persona, hay que entregarse al placer.

Admiro y respeto a mi novio porque le encanta que le meta un dedo en culo, o lo que sea que le proponga.

Gracias por tu blog.

Macho: es el que prueba, y no le gusta.

…ché, pibe, ¿y si sos gay pero tenés hemorroides?

…te las rempujarán padentro

Como muchos, uno de los que se pasa por aqui y no suele decir nada. Pero esta vez no puedo, creo que lo he leido 10 veces desde que lo colgaste. Genial!!!
Eres un crack!

http://deverdadquenoloentiendo.blogspot.com/

Hmmm, así que la falta de posts no era que se hubiera escacharrado el RSS si no que estabas englobado todo el rato y tenías el ordenador muerto de asco :)) No sé si lo dramatizas como tus historias, pero tal cual lo cuentas eso te debe relajar muuucho más que escribir un post :)

Pues mira, yo la verdad es que lo había oído y no tendría problema alguno excepto por tres temas:

1. La lavativa previa, para que ni el dildo ni el dedo (o la boca) de la muchacha huelan a mierda, porque eso es lo que suele haber en esa zona. Corta un poco el rollo, no? (Reconozco que soy un pelín quisquilloso con el tema)

2. Esto es más una duda que otra cosa. Distancia y posición relativa de la bola de ratón? Porque, o das con una calzadora como la niña con la que estás ahora o la búsqueda puede ser dolorosa…O no.

3. Las almorranas. Joder, que me ha salido una y es veneno. Porque las hay interiores (duelen) y exteriores (sangran) pero ninguna se cura. Imagino que dependerá del tamaño de lo que te metas por detrás…digo

Ah, por cierto, los expertos recomiendan lubricantes basados en agua.

Olé por tus huevos, que tienes razón. Aquello que nos jode la vida a los 50, al menos que nos dé placer a los 30.

PS: Speccy, los foros, las chatarras interesantísimas y el placer sexual no son excluyentes. Únicamente se quitan tiempo entre ellas.

—La comidita te acecha,
sólo es cuestión de que salgas a por ella—
“El Maestro”

hacia mucho que no me pasaba por aquí. Error imperdonable porque me he estado perdiendo joyitas como esta… Ignoro si entre los géneros literarios que practica Gonzo está la literatura erótica, porque esas creaciones se suelen firmar con seudónimos, pero si no lo hace debería porque le vaticino cierto éxito. Vamos, que sin dar demasiadas descripciones ni se muy explícito a mi su história me ha resultado bastante estimulante.

La verdad es que el rollito macho ibérico lleno de tabúes y reparos… de verdad ganan algo con ello?? A parte de que cada uno decida probar algo o no, tampoco vamos a pasar al otro extremo en el que tengamos que probarlo todo por obligación, la cuestión es que borrar de nuestra mente esas ideas estúpidas infundadas nos vendría muy bien a todos.

Mi enhorabuena por el descubrimiento, y por conseguir con un post romper un tabú de siglos. O de verdad creéis que TODOS (supongo que alguno sí) los que han admitido en los comentarios haberlo probado lo hubieran dicho tan alegremente en otro blog o hablando con los colegas??

También mi apunte a tu conciencia: te das cuenta del poder de convocatoria que tienes ahora mismo??? Cuidado con lo que publicas a continuación JAJAJA. Como bien ha representado la tira: ahora están las farmacias y sex shops sin existencias de lubricantes.

Saludos a ti y a la persona que te logró convencer.

Interesante tu blog y aùn màs interesante este post.

La bùsqueda de nuevas sensaciones olvidando tabues, traspasando lìmites y descubriendo otras formas de sentir placer no te hacen menos hombre.

Te aseguro que para una mujer es muy placentero ver a un hombre retorcìendose, rasgando las sàbanas y gimiendo como en su vida hubiera imaginado.

Despuès se puede probar montar en globo, eso sì, si no tienes vèrtigo.

saludos.