El cebador

Era una tienda de barrio. En el vetusto cartel ponía “electricidad”. Entré por la puerta con el tubo de neón en la mano como si fuera una espada láser.

El tipo que atendía normalmente andaba por la trastienda hablando por el móvil, así que quedé frente a un hombre de unos 70 años. Pelo blanco, chaqueta oscura de lana.

—Hola. Quiero un tubo como este —dije.

—Este está agotado ya —dijo, señalando uno de los extremos, que presentaba un oscurecimiento que hacía sospechar cuál había sido la causa de la falla.

—Sí, como este pero que funcione —añadí.

Aquello estaba siendo como el chiste de “Muy buenas, ¿tienen gambas?”, “Muy buenas”, “Muy buenas, ¿tienen gambas?”. Al cabo de unos segundos regresó con un tubo nuevo. Como quiera que el diámetro del nuevo tubo era aproximadamente tres veces menor que el del tubo viejo, me pregunté si realmente era aquello lo que me convenía.

—Oiga, ¿seguro que este tubo me va a servir?

El hombre extrajo el nuevo de mala gana de su funda acartonada y me mostró un número.

—Mira, 735 —dijo indicando con el dedo.

Aparte del 735, allí había media docena de números más, por no hablar de extrañas figuras y leyendas. Una vez acerté un número en la primitiva y cuando fui a cobrar me dijeron que me faltaban los otros cinco. Desde entonces procuro que todo coincida. A pesar de todo, opté por arriesgarme. El tipo dejó caer el tubo sobre el mostrador y me miró como diciendo “¿Me vas a seguir tocando los cojones?”.

—Muy bien, me lo llevo —contesté yo.

Le pagué los tres euros y mientras volvía de la caja dijo como si hablara para sí mismo:

—La gente que se lleva tubos nuevos se lleva también cebadores nuevos.

Debía de ser un nuevo refrán que yo todavía no conocía. Me sentí algo perplejo.

—Mira —añadió señalando un recibo que había sobre el mostrador —; dos tubos, dos cebadores.

Entendía que me estaba diciendo que me llevara también un cebador, pero quería oír aquellas dulces palabras de sus labios.

—¿Me está usted diciendo que me lleve también un cebador? —pregunté.

Una pregunta sencilla que presenta dos alternativas bien diferenciadas, sí o no.

—Aquí no podemos obligar a nadie —contestó el señor.

¿Qué había pasado con mi pregunta? Colega, ¿dónde está mi respuesta? ¿Y qué es eso de que aquí no pueden obligar a nadie? ¿Quién está aquí hablando de obligar a nadie a nada? Y si pudieran, ¿obligarían ustedes a la gente a llevarse un cebador? Y oiga, ¿usted por cuánta gente habla?

Pensé que hacer todas aquellas preguntas sería equivalente a la interpretación del caballero de “seguir tocando los cojones”, así que elegí terminar con aquello.

—Venga, deme un cebador.

—Uno treinta —dijo el hombre con un tono de voz más alegre.

Tomé la piececita con los dedos y me la metí en el bolsillo. Cogí el tubo encartonado y salí por la puerta.

La comunicación humana es un poema. El mundo funciona de chiripa.

Categorias:

Comentarios

Absolut Lynch.
Está la tía del leño.
Y el tío del cebador.

Creo que todos nos hacemos la misma pregunta:

¿Al final el tubo era de la medida correcta, o te tocará volver a tratar con tan simpático personaje?

Al final me follé a esa y a la amiga XD

Er, el tubo. Pues todavía no sé si furula o no porque el tubo no era para mí. Esta noche o mañana salgo de dudas. Hablaré con los periódicos para ver si pueden incluir un titular en portada :-)

Cebador, click. Tubo, click clack. Hágase la luz. Funciona.

Me he sentido como Dios.

No me digas que estás haciendo de Igor a estas alturas del sentido de la vida.

Macho, que eres ingeniero, no te dejes avasallar en estos temas. Al final, ¿funcionó?

¿Pero que no recuerdas las prácticas de tecnología eléctrica con “el murciano”? XD

Si es que eres un tocapelotas. Que paciencia tuvo el viejo contigo, encima que te enseña :D

Pero el que un tubo se haya gastado NO quiere decir que necesites un cebador nuevo. Sólo un tubo nuevo. Es de perogrullo pero por si acaso…

http://decadenciaoccidental.blogspot.com

He investigado un poco por Internet y parece ser que es práctica común cambiar el cebador junto con el tubo. Un tubo viejo puede cascar un cebador nuevo y un cebador viejo puede cascar un tubo nuevo.

Oye, me parece estar leyendo Estructura de la Magia con el análisis que haces de la forma en la que se comunica el tío este.

Pues me iba durmiendo, porque además, en Colombia no sabemos qué es un cebador, pero todo cambió cuando al final me hiciste descoser con ese “El mundo funciona de chiripa” juajuas…

Me parecía que era eso pero …

Lo que no entiendo en el mensaje de Gonzo es cómo es posible que le valiera un fluorescente de un grosor diferente.

Y porqué tenía que llevarse otro cebador.

A no ser que el cebador estuviera adaptado de forma que el nuevo florescente pudiera encajar en el lugar del antiguo a pesar de su diferente grosor.

no entiendo este post… que es para mostrar tu ignorancia? espero que no resulte ofensivo mi comentario, pero lo que este señor “viejo” te dijo es lógico y no hace falta ser ingeniero para saberlo. posiblemente el tubo funcionaba perfectamente y el problema estaba en el cebador, asique la tontería fue ir a comprar un tubo nuevo sin probar antes otro cebador, es decir, el post al revés.
 saludos

¿… el hecho de que el tubo estuviese muy oscurecido por un extremo no nos dice algo?

Buenas!

Me he registrado básicamente porque me apetecía, y porque quería arrojar algo de luz (ojo al comentario bien hilado, dado el tema del hilo :D ) a las dudas. El tubo ancho viene a ser el tubo antiguo, mientras que el tubo estrecho viene a ser el nuevo. Básicamente se nota en el consumo, que el tubo antiguo consumía más (el antiguo consume 20W y el nuevo 18, el antiguo consume 40 y el nuevo 36…).
El 735 se refería al tono de la luz.
Imagino que el hombre, viendo tu pregunta, fue a la respuesta rápida: traerte el tubo correcto. Ante la pregunta de si era el mismo, presupondría que sabías que los nuevos son más finos, así que fue a indicar el tono de luz.

Gracias por echar algo de luz sobre el asunto. En esto de tubos de neón ando poco puesto. ¿Del asunto de los cebadores sabes algo?

Un saludo :-)

¿De que te haya “aconsejado” comprarte un cebador? Pues hombre, el cebador lo único que hace es dar una “chispita” para que el tubo se encienda. Lo que pasa es que si el cebador está roto, te va a estropear el tubo. El tubo puede no ir por el propio tubo (pero el cebador está ok), porque el cebador no va (pero el tubo sí) o porque el cebador se ha cargado al tubo. Y dado que son “relativamente” baratos, vale la pena no jugársela y cambiar las dos cosas.
Una cosa importante es que te haya vendido el cebador correcto para el tubo. Hay un cebador para cada tubo, y si el cebador no es el de la potencia te acortará la vida del tubo.

Yo le habria puesto un tubo de los nuevos con Leds que no llevan cebadores. Los cebadores son los encargados de “cebar” el gas del fluorescente.

Los LEDs son bastante más caros que los tubos, si quieres que den la misma luz. Para evitar los cebadores están los tubos electrónicos, que son algo más caros, pero no tanto como los LEDs (aunque duran más).

Parece que el post se ha puesto un poco técnico. Te diré que aparte del cebador, el tubo lleva una reactancia, que se parece mucho a un transformador de los de las halógenas. Pues bien. ahora hay también reactancias electrónicas que no necesitan cebador. ;D