Desiderata

La Desiderata es, básicamente, un compendio de reglas generales para ser feliz en la vida. Como los gatos bonsai o la Carta del estudiante Erasmus en Helsinki, su origen está rodeado de un halo de misterio que aumenta la emoción de la experiencia. En mi casa siempre se había dicho que se encontró en la pared de un monasterio del siglo XVI, y ahora la hijaputa de la Wikipedia me dice que la escribió un tal Max Ehrmann en 1952, probablemente en la comodidad de su casa y sin siquiera sufrir durante su elaboración. Hoy en día el sacrificio sólo se ve en los documentales sobre los Mayas.

Que durante la escritura de la Desiderata no se derramara sangre no es algo que deba decepcionarnos, y sus versos conservan la misma vigencia escritos el siglo pasado o hace quinientos años por un monje ciego y moribundo. La belleza y el sentido común son términos atemporales.

En este enlace puede encontrarse la versión original en inglés. Circulan muchas traducciones al español pero ninguna me convence, así que elaboraré mi propia revisión como pequeño homenaje.

Desiderata

Camina plácidamente entre el ruido y la prisa,
y recuerda qué paz puede haber en el silencio.
En la medida de lo posible y sin traicionarte
procura vivir en buenos términos con todo aquel que te rodea.
Di tu verdad tranquila y claramente;
y escucha a los demás,
incluso al aburrido y al ignorante;
ellos también tienen una historia que contar.

Evita a los ruidosos y a los agresivos,
ellos afligen al espíritu.
Si te comparas con otras personas,
puedes tornarte vanidoso y amargo;
porque siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que tú.
Disfruta de tus logros y también de tus planes.

Mantén el interés en tu propia carrera, por humilde que sea;
es una verdadera posesión en las cambiantes fortunas del tiempo.
Sé cuidadoso en los negocios;
pues el mundo está lleno de trampas.
Pero no dejes que ésto te ciegue a la virtud del mundo;
muchas personas luchan por grandes ideales;
y en todas partes la vida está llena de heroísmo.

Sé tú mismo.
En especial, no finjas afecto.
Tampoco seas cínico ante el amor;
porque frente a la aridez y al desencanto,
el amor es perenne como la hierba.

Toma con serenidad el consejo de los años,
y renuncia grácilmente a los dones de la juventud.
Nutre la fuerza del espíritu para protegerte de las desgracias inesperadas,
pero no te crees falsos fantasmas.
Muchos miedos nacen de la fatiga y la soledad.
Sin olvidar una justa disciplina,
sé amable contigo mismo.

Eres un hijo del Universo,
no menos que los árboles y las estrellas;
tienes derecho a estar aquí.
Y no importa si te resulta evidente o no,
no hay duda de que el Universo se está desarrollando como debe.

Por ello procura estar en paz con Dios,
de la manera en que lo concibas,
y cualesquiera sean tus trabajos y aspiraciones,
mantén la paz en tu espíritu en la ruidosa confusión de la vida.

A pesar del trabajo duro, las falsas esperanzas y los sueños rotos,
este sigue siendo un mundo hermoso.
Procura estar alegre.
Lucha por ser feliz.

Dice la economía de mercado que los recursos son limitados y que nos vemos obligados a luchar por ellos. Tengo que admitir que, de un tiempo a esta parte, vengo pensando que esto no es cierto y que en realidad hay de todo para todos. Esto es posible porque no todos los hombres quieren una vagina caliente sino que algunos quieren un pepinillo por el culo, y no todo el mundo quiere la nueva consola de Nintendo sino que lo único que quiere es pasar un buen rato y lo que sucede es que la tele le ha dicho que la Wii lo proporciona por poco más de doscientos euros.

Así pues, sabiendo que hay de todo para todo el mundo, me gustaría despedir el año deseando todo para todos en este nuevo año que llega. Trescientos sesenta y cinco días a estrenar, para reír, para llorar, y para disfrutar de todo lo que significa estar vivo.

;)

[adsense:468x60:1:1]

Categorias:

Comentarios

Oh, my god, no me lo creo!!
Fantástico poema ;)))

Todo mis mejores deseos, para que apañando como sea, que seais muy, muy felices.
 www.myblog.es/incara

El problema es cómo se reparten las cantidades. Así nos encontramos con que el 1% de la humanidad acapara más del 50% de la riqueza. Y precisamente quienes pueden solucionar esta desigualdad están en ese 1%… así que mal vamos y peor seguiremos.

En fin. Que el año que entra nos sea leve a todos.

Wayfarer

P.D. ¡¡¡Seguuundoooo!!!

Mu bonito, si sr.

Las noticias, que dicen que se curan con la PS3 y luego la 4 y la 5, and so on….

Salu2

Gonzo es precioso el texto está muy lleno de verdades, sin embargo, siento discrepar con Max Ehrmann en una cosa:
“Toma con serenidad el consejo de los años,
y renuncia grácilmente a los dones de la juventud”.
No señorrrrrrrrrrrrrrr jamás se ha de renunciar a ningún don, ni de juventud, ni de vejez, ni de madurez….en todo caso hay que cultivarlos porque son pequeños-grandes regalos que nos hace la vida.¡¡¡Cuántas maravillas ha hecho la humanidad gracias a ellos!!! :). Creo que más que dones el autor debería decir desmanes.;)
Y bueno yo también os quiero desear un año nuevo lleno de todo aquello que os haga felices.:D

esa es la parte en la que yo también me quedé un poco pensativo cuando lo leí por primera vez. Supongo que se refiere a aceptar la edad con naturalidad, de modo que debes aceptar que ya no eres tan ágil, guapo, etc. Quizá el verbo renunciar no sea el que mejor expresa esa idea, quizá lo expresaría mejor una frase como: “acepta grácilmente el fin de los dones de la juventud”o algo así.

Nutre la fuerza del espíritu para protejerte de las desgracias inesperadas,
pero no te crees falsos fantasmas.

…me había sonado demasiado ateo para ser escrito por un monje, pero después ya veo que no van por ahí los tiros.

De todas formas, muy buen resumen de consejos.
_____________________________________
Artrista Fundamentá

Y nos vamos todos al carajo…

Te recomiendo el ‘If’ de Kipling, a mí me gusta más que el Desiderata, no dice que debes hacer con el objeto de lograr la felicidad, sino aquello en lo que debes creer, aquello a lo que debes aspirar a ser en los momentos difíciles, y la vida es un momento difícil muy largo:

IF you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you,
If you can trust yourself when all men doubt you,
But make allowance for their doubting too;
If you can wait and not be tired by waiting,
Or being lied about, don’t deal in lies,
Or being hated, don’t give way to hating,
And yet don’t look too good, nor talk too wise:

If you can dream - and not make dreams your master;
If you can think - and not make thoughts your aim;
If you can meet with Triumph and Disaster
And treat those two impostors just the same;
If you can bear to hear the truth you’ve spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to, broken,
And stoop and build ‘em up with worn-out tools:

If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: ‘Hold on!’

If you can talk with crowds and keep your virtue,
’ Or walk with Kings - nor lose the common touch,
if neither foes nor loving friends can hurt you,
If all men count with you, but none too much;
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds’ worth of distance run,
Yours is the Earth and everything that’s in it,
And - which is more - you’ll be a Man, my son!

Como traducción del “If…” de Kipling, propongo ésta de Efrén Rebolledo:

Si puedes estar firme cuando en tu derredor
todo el mundo se ofusca y tacha tu entereza;
si cuando dudan todos fías en tu valor
y al mismo tiempo sabes excusar su flaqueza;
si puedes esperar y a tu afán poner brida
o, blanco de mentiras, esgrimir la verdad
o, siendo odiado, al odio no dejarle cabida
y no ensalzas tu juicio, ni ostentas tu bondad.

Si sueñas, pero el sueño no se vuelve tu rey;
si piensas, y el pensar no amengua tus ardores;
si el triunfo y el desastre no te imponen su ley
y los tratas lo mismo como a dos impostores;
si puedes soportar que tu frase sincera
sea trampa de necios en boca de malvados,
y mirar hecha trizas tu adorada quimera,
y tornas a forjarla con útiles mellados.

Si todas tus ganancias poniendo en un montón,
las arriesgas osado en un golpe de azar,
y las pierdes, y luego, con bravo corazón,
sin hablar de tus pérdidas vuelves a comenzar;
si puedes mantener en la ruda pelea
alerta el pensamiento y el músculo tirante
para emplearlos cuando en ti todo flaquea,
menos la voluntad que te dice: «¡Adelante!».

Si entre la turba das a la virtud abrigo;
si marchando con reyes del orgullo has triunfado;
si no puede herirte ni amigo ni enemigo;
si eres bueno con todos, pero no demasiado,
y si puedes llenar los preciosos minutos
de sesenta segundos de combate bravío,
tuya es la tierra y todos sus codiciados frutos,
y lo que más importa, serás Hombre, hijo mío.

A veces es un poco pedante, pero es una traducción bastante fiel y además mantiene la rima.

P.D.“Proteger” es con “g”.

Muchos de los que viven merecen morir y algunos de los que mueren merecen la vida.
¿Puedes devolver la vida? Entonces no te apresures a dispensar la muerte.

Soy hombre, manque se jorobe el señor Kipling (por cierto él la cagó bien cagada), y lo soy tanto si cumplo con sus “ifs” como si me los paso por…

Cambia lo que quieras desde luego, faltaría plus, lo que te plazca, lo que te “paizca” o te apetezca cambiar, pero no tienes por qué; en realidad te bastaría con aceptar lo que ya tienes y lo que ya eres

Cuando cada respiración se vuelve importante, cuando cada momento es valioso para ti, no hay tristeza ni pesar. Sólo queda un ser humano limpio. Sólo hay claridad” (ala, que yo también se copiar citas inteligentes)

¿Cómo se hace lo de copiar citas inteligentes? ¿Con Ctrl+I? Es que lo intento lo intento lo intento me empeño me empeño me empeño y no consigo no hay modo no puedo hacer que mi primer millón de monos encadenados a sus máquinas de escribir me hagan el Quijote.

Porca miseria monal.

¿Y el pepino puede ser de cualquier tamaño o hay algún calibre más adecuado que otro? ¿O esto también es cuestión de gustos y elecciones? ¿Y el que no pueda elegir entre pepinos diversos puede intentarlo por la vía platanera? ¿Y si tampoco hay plátanos a su disposición vale un dedo o el puño? ¿Y tiene que ser el puño propio o sirve el ajeno? ¿Y con o sin vaselina? ¿Y puede llevarse guante? ¿De látex, de vinilo o de cuero? ¿Y si luego va y te gusta?

Demasiados interrogantes. La vida seguirá siendo un misterio un año más. Le den.

¿Y valdrán los puños cuatridedálicos de Bilo, Nano & co.?

La vida, al igual que los pepinos, plátanos y demás vegetales ortoeróticos, puede dilatarse hasta un punto, en el que no cabe nada más en la existencia inherente a cualquier ser….. por otro lado, siendo puros e inocentes de corazon…encontraremos la manera de llevar a cabo dicha tarea, ya sea en la soledad y con nocturnidad y alevosia, o en compañia, publicamente reconocido o no, y con la presencia o ausencia de elementos lubricantes de naturaleza, orgánica o mineral….

Dicho esto… os recomiendo las berenjenas recubiertas de un delicioso queso fundido con un poco de orégano… y unas cuantas copas de vino….

Como menú para la cena, me refería….creo.

Que el universo de apiade de nosotros, individual y colectivamente, y podamos sobrevivir un año más, y que aprendamos a ver el lado positivo …. Always look on the bright side of the life… (dudo si es asi o no…).

Besosoosososososososososos pa todos y todas…

————————————————–
My Coffin Welcomes Me, As a Mother Embraces Her Son

Hago mías tus palabras, seguro que el 2007 va a ser un año cojonudíííísimo. Muchos besos en general, y cuidado con lo que cenáis!!!

navegando un 31 de diciembre por internet.. buscando un nuevo sentido de vida para este nuevo año, consigo este hermoso poema, lo tomo como un gran regalo para despedir el año 2006 lleno de tantas dificultades, pera a la final enseñanzas, y a la vez lo tomo como un gran reflexion para un mejor comienzo de año.. gracias a todos los que alimentan estas paginas espero seguir en linea con ustedes.. Feliz Año Nuevo a todos..
Con cariño una nueva usuaria ;-)

Trescientos sesenta y cinco días a estrenar, para reír, para llorar, y para disfrutar de todo lo que significa estar vivo.

Precioso, muy buena entrada del año, que tengáis lo mejor en este año y sobre todo un feliz día nuevo (todos los días lo son).

Procura estar alegre.
Lucha por ser feliz.

Sí, del poema me quedo con los últimos versos (no se puede ser feliz sin luchar, o sea sin algo de sufrimiento previo, aunque contento o alegre se puede estar siempre o casi, sin necesidad de nada más) Así pues que conozcáis la felicidad de vez en cuando y la alegría siempre.

La felicidad esa que tantas vueltas revueltas (y revolcones) recibe en “ifs”, “desideratas” y otras piezas del mundo literario, no tiene ningún misterio en absoluto. Vaya, que no se necesita ser especialmente sabio, ni tampoco rico, o existoso, o ni siquiera bueno para experimentarla ya mismo, aquí y ahora, mientras seguimos estando vivos.

Pero claro, pidiendo (o cantando, o nutriendo, o rezando, o reclamando) a los olmos… no se consiguen peras ni “patrás”

pero no viene mal leerlo de vez en cuando, no crees?

Al final estos textos están muybien, pero no dicen “el truco” claramente .. son del estilo, “se valiente, pero prudente a la vez”.. ¿Cómo se come eso?

FELIZ 2007!!

Diario de un Chico Sencillo
http://chicosencillo.blogspot.com

Magnífica obra de la literatura española: Desiderata y Jacinta

:_D

Hace poco mencionabas la desiderata en otro artículo y como no tenía ni idea de lo que era la busqué por el ‘internes’. Me gustó lo que encontré, pero gracias por currarte otra traducción.

Y el eremita bajó de la montaña…

“vengo pensando que esto no es cierto y que en realidad hay de todo para todos” Hmmm, no estoy de acuerdo. ¿Me quieres decir que no todo el mundo quiere cobrar un sueldo digno por su trabajo? ¿Y más cuando se trata de que te paguen, no sé, digamos, 2500 euros al mes? Yo creo que ahí habría de ostias… con lo cual, todo el mundo quiere lo mismo: ser feliz.

Desgraciadamente, la felicidad de muchos depende de la infelicidad de otros muchos, por lo que te sueles encontrar con las dos caras de la moneda: unos que lo quitan todo a los demás y son felices, y otros a los que se les quita ese todo y son infelices (por ejemplo, no te dan un trabajo por ser tía, sólo porque al jefe tío no le apetece tener una tía en su equipo para puestos de responsabilidad, según sus propias palabras “porque no se sentiría cómodo” (?): así el tío obtiene el 100% de la felicidad porque no deja entrar a una tía en su equipo, y la tía a la que le han negado el trabajo “obtiene” el 100% de infelicidad al saber que le han jodido la vida y la carrera; ya ves, mucha democracia no tiene eso de la felicidad).

¿Me quieres decir que no todo el mundo quiere cobrar un sueldo digno por su trabajo?

No creo que eso sea una utopía. En realidad sería bastante fácil que todo el mundo cobrara dignamente por lo que hace. Uno de los problemas subyacentes es que no todos los trabajos se cotizan igual, de la misma manera que el concepto de dignidad se puede estirar lo que se quiera.

A lo que yo me refería es a que no todo el mundo necesita mucho dinero para ser feliz. En realidad ese de allí no quiere un coche grande, sino el respeto de sus vecinos. El problema es que él entiende que la única manera de obtener el respeto de sus vecinos es teniendo un coche más grande que el suyo, y eso se consigue con dinero. El dinero es el camino más rápido para solucionarlo todo, pero si consiguiéramos evolucionar un poco, y dejar de reducirlo todo a euros, nos daríamos cuenta de que necesitamos muy poco del vil metal.

La medida de la dignidad yo creo que muchas veces depende de la medida de la necesidad. No siempre, claro, a iguales necesidades no se está dispuesto a las mismas cosas.
Y no, no todo el mundo necesita un coche más grande para ser feliz, pero según lo veo yo, el ser humano está en permanente estado de insatisfacción, al menos una vez sacudida la idea de resignación cristiana por aquí. Y tampoco sé qué tal se vive con ese estado de resignación, me cuesta mucho creer que haya seres humanos que no quieran mejorar sus condiciones materiales. Pero es bien cierto que no todos queremos lo mismo. El problema está en equilibrar nuestras aspiraciones con la satisfacción por el presente, y ese problema tiene poco que ver con el dinero, es más bien de personalidad o de cultura.
Lo que más te indigna de que no te den un puesto de trabajo o te paguen menos por ser mujer, o chino, o bajito, no es el dinero. Es la injusticia.

Ya, ya sé que no te referías al “vil” metal (aunque a muchos no les importaría ser más “villanos” todavía), al menos no única y exclusivamente.

Está claro que el dinero es el medio para obtener ciertas cosas (muchas, desgraciadamente), que la gente no compra(mos) objetos, sino sensaciones, emociones, status, que es lo que nos da bienestar psicológico. Lo de poner como ejemplo lo de los salarios, es sólo eso, un ejemplo de muchos. Está claro que la felicidad depende de muchas otras cosas: salud, amor, amistad… (¿pero acaso con más dinero no se puede “comprar” salud, pagar tratamientos médicos que le permitan a uno superar un cáncer, por ejemplo, que en el caso de no recibirlos, probablemente moriría? los de África seguro que no dudarían asociar más saludo con más dinero).

Pero de lo que estamos hablando es de lo que has dicho de que “en este mundo hay de todo para todos” basándote en que “a muchos no les gustan las mismas cosas” (como por ejemplo, lo del pepinillo…). Bueno, pues yo creo que hay competencia por todas partes, y el primer objeto de competencia es eso mismo: la felicidad misma. Y ejemplos los hay a raudales, no sólo el salario. Cuando tu felicidad depende del amor a una persona (aunque puedas ser medianamente feliz queriendo a una persona de modo unidireccional, que los hay también), y esa persona está siendo “competida” por varias, te aseguro que no hay de todo para todos. En las empresas, hay X puestos interesantes y X+100 personas interesadas en conseguir esos puestos interesantes.

Siempre hay competencia: por el amor, por el sexo, por el dinero, por el trabajo,… Somos demasiados para los recursos que hay en el planeta, lo malo abunda y lo bueno escasea, es lógico pretender siempre lo mejor.

Y te voy a decir más: la psicología humana es tan retorcida que si ve que algo no está siendo competido, aunque sea muy bueno (cito a esa cantidad de chicos que afirmaron en este blog que ellos eran buenos chicos y no se comían un rosco en el post de “El cabrón de H&M”, tú mismo te pusiste de ejemplo y dijiste que era mejor decir que estabas casado y con churumbeles para así atizar el interés de la “presa”), retomo: que si ven que no es competido aunque sea muy bueno, la gente automáticamente asocia eso con algún defecto oculto y pasan, no compiten y van a competir por aquello que, paradójicamente, es más competido. Un lío, pero es así. ¿O no?

Voy a servirme volver a señalar que servidor se colocó en el bando de los malos xDDDDD

Venid a mí.

Hola “pperez”, eso de que el pimer objeto de la competencia entre humanos es la felicidad misma, es una frase sabrosona hasta más no poder; vamos, como para no dejarla pasar sin aprovechar para echarle un poco de perspectiva

Me alegro de que la “gran bicicleta” del consumo esté funcionando tan cojonudamente bien que haga llegar a creer a pies juntillas la siguiente necedad objetiva: El exito económico (de consumo), social y sexual te darán felicidad, así que ya puedes dejarte la piel por conseguirlos (por supuesto compitiendo a muerte), y si al final del camino te apercibes de la estafa… ah, se siente, porque ya será demasiado tarde para ti

Pero todo eso mantiene en marcha a la bicicletica de marras, porque si ella se detuviese, se caería (es lo que pasa con las dos ruedas), y nadie quiere verdaderamente esa caida

No sé si de un tiempo a esta parte tengo problemas para hacerme entender, pero eso parece…

A ver, lo de la frase “sabrosona” de la felicidad me ha dejado flipada (¿sabrosona? en qué sentido? yo no entender…). No he dicho en ningún momento que defienda el consumismo ni he dicho en ningún momento que de tener más dinero dependa mi felicidad porque así podré consumir más cosas superfluas, ni de que de mi éxito sexual dependa mi felicidad (bueno, sí, ¿acaso no hay diferencia entre uno que se mata a pajas y que no la ha metido en su vida y uno que folla regularmente con “algo” de verdad, llámese chico o chica?? yo creo que sí)

Lo que yo decía con que te pagaran un sueldo digno y que vas a estar más contento si te pagan 2500 euros que 800 euros como es la costumbre en España últimamente, era en relación a los sueldos miserables que se pagan en este país, al fenómeno mileurista, a la gente joven que no se puede emancipar de cu casa, a la explotación inhumana a la que someten a los trabajadores a cambio de unos “peanuts” como toda retribución.

Te voy a decir una cosa (a todos aquellos que tenéis la inmensa suerte de no vivir y trabajar en España): con 2000 euros al mes apenas si da para “vivir” muy modestamente; los gastos fijos de facturas, alquiler (o hipoteca) comida (comprando sólo marcas baratas y tal), gasolina, seguros, etc… se cifran en 1400-1500 euros al mes para una única persona. A eso añádele que te quieres comprar “algo” de ropa, no mucha, justo para reponer la vieja, por unos 100 euros al mes (¡ya ves, qué lujo! cuando un solo par de botas ya cuesta 150 euros), que quieres salir alguna vez al cine (7 euros la entrada más las palomitas se te pone en 12-15 euros), que quieres ir alguna vez a esquiar a la sierra (de 60 euros o baja y eso viviendo en la ciudad), que quieres salir a cenar 4 veces al mes (35-40 euros mínimo, y en los sitios más baratos). Y estás, a lo tonto, a lo tonto, ya en los 1800 euros. Sólo para un nivel mediocre de subsistencia, mirando la pela y comiendo garbanzos en casa (que son muy sanos, además). Y todavía no has salido de la ciudad ni un fin de semana para cambiar un poco de aires, ni te has comprado un nuevo coche, no te has comprado ropa todos los días (porque eso sería bastante más de los 100 euros mensuales, con eso no te da ni para renovar la ropa de forma natural) ni todos esos gastos “supérfluos” que te parece que la gente hace con las “fortunas” de los 1000 euros que les pagan.

¿Es eso consumismo desproporcionado? Por favor… Pero si se está manteniendo el nivel mínimo de subsistencia. No os equivoquéis los que habéis vivido cómodamente en casita de papá hasta altas edades o los que cobráis un sueldo europeo (¿acaso Gonzo no se ha ido a Alemania justamente para cobrar más y no ser un explotado ibérico como él dice??? No se ha hecho autónomo justamente para cobrar más de lo que lo hacía cuando estaba en PerryAG? no se ha presentado al concurso de 20 Minutos, no solamente por la “fama” o la satisfacción personal, sino también por los 3000 euros??? De qué habla entonces aquí diciendo esa frase tan bonita de “todo aquél que quiere más dinero está equivocando sus metas en la vida y es un avaricioso”??? hipocresía, creo yo).

¿Y si tienes hijos, qué? ¿Ahora entiendes lo de querer los 2500 euros? Si una persona sola necesita 1800 euros al mes sólo para un nivel de vida más que mediocre, cuando se tengan hijos ¿qué? ¿Te atreverás a decir que 2500 euros es para “gastos superfluos y gente avariciosa”?

O sea que querer un sueldo digno, acorde con la “realidad” es ser un avaricioso y una víctima del consumismo. Vaya, me lo diré a mí misma cada vez que me compre el bote de garbanzos de oferta en lugar del solomillo, el caviar y la botella de Rioja a 25 euros…

Y luego, lo de decir que nuestro éxito depende del “éxito sexual” y que somos víctimas de ello. A ver, felizahora, como todo hombre has confundido el amor con el sexo: cuando una mujer habla de amor (que es de lo que estaba hablando) no quería decir sexo, pero siempre cada sexo piensa primero en aquéllo que es más cercano a sus valores: las mujeres en el amor, los hombres en el sexo:

Y, por otro lado, yo no he dicho que haya que competir por el amor de una persona, sino que ocurre muchas veces que la persona de la que una está enamorada está siendo pretendida por otras, también atraídas, con lo cual está claro que si esa persona cortejada elige a una persona como pareja, el resto se quedará sin nada, por lo que “no hay de todo para todos”. Ahora, no hace falta imaginárselo mucho para comprender este tema, lo siento, pero yo hablo para personas que hayan vivido ya un poco y tengan algo de experiencia en la vida, los que digáis que esto NO es así y esto NO existe, por favor, no sigáis leyendo.

Pues eso es lo que he querido decir, felizahora: no he dicho YO que haya que competir por un salario, ni por el sexo. He dicho que un salario digno es necesario para cubrir las necesidades básicas y para irse de vacaciones de vez en cuando (que eso también es una necesidad básica); y 2500 euros al mes es sólo un salario digno en esta España nuestra donde todo sube menos los sueldos, y una entrada de cine cuesta ya 7.5 euros para un salario mínimo legal de 570 euros, cuando en Francia la entrada cuesta 9.5 euros y el salario mínimo es de 1200 euros. Haz cuentas y verás que no te salen.

La verdad, espero con impaciencia (y curiosidad) que los lectores de este blog den buena cuenta de lo que hacen ellos para vivir con menos (¿aún menos?) dinero y ser felices. Si ser feliz es no tener para comer, vivir en casita de sus papás, no poder emanciparse, no poder conocer mundo porque no se tiene dinero para los viajes, y ser unos pringaos que no se comen un rosco porque claro, para ellos la felicidad no depende de la “competencia sexual”, pues que vengan aquí y lo cuenten. Y yo, en ese momento, les daré la razón.

Pero lo dudo mucho: lo dijo Bertrand Russel “la Humanidad tiene una curiosa doble moral: una que predica y no practica, y otra que practica y no predica”. Pues eso.

A ver, la mayoría de la gente no tiene nunca lo bastante, tenga poco o tenga mucho. Pero se trata de no hacer depender tu felicidad de este tipo de cosas. La insatisfacción es lo que no nos deja quietos, no creo que sea mala. Pero estar bien es mejor que estar mal, ser feliz o estar contento es mejor que vivir amargado por lo que no se tiene, o por las injusticias, o por las condiciones en las que más o menos tienes que vivir. La fórmula de la felicidad pasa seguramente por un cierto bienestar material, pero aún más importante es la actitud que tengas ante la vida. Y eso no te lo da el dinero, está en tu olla. En lo de predicar estoy de acuerdo. Vamos, que estoy escribiendo esto y lo mismo te crees que soy la tía más feliz del mundo porque disfruto cada minuto de mi existencia como si fuera el último. Pues no, claro, somos más como lo que tú dices, pero yo creo que es posible estar mejor, simplemente.

Hola querida amiga, tranqui, tengo muchos (muchos) más años que tu (eso seguro), más años y 3 hijos que “tiran” de mi sueldo aquí, en España; y mi mujer y yo sabemos muy muy bien lo que es restringirse y limitarse, a veces resulta duro y a veces extremadamente presionante, a veces nos desquicia un poco y hay que recuperar la sensartez en cuanto se puede; y no, no confundo el sexo con el amor, para nada

Hablando de felicidad, que ese si es un tema sabrosón, sencillamente no depende en realidad de ninguna de esas cosas; resulta que son variables “estrictamente independientes”

Pero tienes toda la razón en que la cosa de sobrevivir decentemente por aquí no se te pone nada fácil, ni a ti, ni a…

La felicidad es una suma de pequeñas cosas, entre las cuales: un buen sueldo, que dé para vivir y no solamente para sobrevivir, un pareja con la que compartir nuestro camino de la vida y la salud, se averan como los elementos más importantes. Si no viviéramos en un mundo material, sería posible sobrevivir a base de aire y sin un sueldo, pero mientras no sea así, me temo que el tema sueldo digno / trabajo digno es uno de los puntos más importantes, por eso hay tanto español expatriado en otros países, porque buscan una mayor felicidad en forma de un trabajo digno. O si no, no estaríamos comentando esto en el blog de un español que vive en Alemania. :-P

Por cierto: me hace gracia que hayas titulado tu comentario como “sobrevivir” no es fácil: jaja, ahora ya no estamos hablando de que “vivir” no es fácil, sino de un escalón más abajo “sobrevivir”. ¡Jesús, yo quiero volver al bombo!! esto me da mucho, mucho miedo…

La felicidad depende mucho de lo que tu tengas en la olla”(como bien ha dicho tesskunk).
Por mi experiencia te digo que el dinero no me ha dado mas felicidad ni menos. Entiendo que hablamos de la gente normal que sabe lo que es pedir un crédito. Siempre que no hablemos de extremos miseria y pobreza, ni de podridos de pasta. Entonces la felicidad si puede decirse que se ve influida por el dinero. Pero en general no.

Cuando me independicé las pasé putas, no tenia ni un chavo, pero era feliz. Ahora no las paso putas, tengo mas de lo que necesito, pero soy igual de feliz.
Entonces tenia un coche de tercera mano, una moto con 150.000km, un piso de alquiler en un barrio chungo y un curro de mierda.
Ahora tengo exactamente lo mismo, pero con mas pasta, una casa cojonuda, una moto nueva, un coche del color que yo queria y un curro de mierda bien pagado en el extranjero.
Y podria ganar el doble y seguir en esa linea, siendo igual de feliz. Es decir, si mi objetivo es ser mas feliz, deberia buscar otra forma de incrementarla que no sea sumando digitos de la cuenta corriente

La felicidad no la da el dinero, aunque a veces lo parezca, o digamos que es una felicidad pasajera. Y buscar que te paguen mas pasta no esta mal, lo que esta mal es olvidarse de los principios de uno, dejandose llevar por lo que le dictan otros y no ser feliz.

¿Esa es la frase original de Extremoduro? Me sonaba que lo que no tenía hoy aqui era tantas drogas xD

La felicidad es, obviamente, un sentimiento y no una condición ni material, ni social, ni…

En cuanto a las formulas para propiciar ese sentimiento esas si que son una elección indivudual, y cada cual habla (al menos parcialmente), a partir de su propia experiencia. Los bla-bla-bla a ese respecto son muy interesantes, y sin duda divertidos, pero no valen para…

En mi muy pesonal experiencia un sentimiento interno solo depende de factores internos; pero reconocer que hablamos de un “algo” que está en nosotros resulta demasiado duro y radical así que, ala, me lo callo y no lo digo. Je,je, je.

Tener más dinero no es ser más feliz. Y España no es solo Madrid. Qué quiero decir con estas dos frases tan tontas… Con la primera, que a partir de que las necesidades básicas estén cubiertas no es necesario tener más. Salir a cenar fuera todos los fines de semana no es una necesidad básica ni tampoco lo es ir al cine ni gastarse al mes 100 euros en ropa. Eso que tu consideras subsistir malamente es bastante más que lo necesario y a eso supongo que se refieren cuando hablan de la “bicicleta” del consumo. Siempre queremos más y nunca es suficiente.
Y por necesidades básicas entiendo también la vivienda, claro, y se perfectamente lo imposible que está en ciudades como Madrid o Barcelona entre otras cosas porque he vivido en Madrid y porque mi novio es de Barcelona. Y esto enlaza directamente con la segunda frase de este post. Cuando yo elijo cómo y dónde quiero vivir, pienso en las posibilidades del sueldo en mi trabajo y que cosas considero necesarias y de cuales puedo prescindir y cuanto me cuestan en Madrid y cuanto me cuestan fuera.
Y por eso elijo vivir fuera y con mi sueldo y el suyo, si nos planificamos, podemos salir a cenar (de vez en cuando) renovar el vestuario (en las rebajas) irnos de vacaciones (cortas, pero al menos 2 veces al año) y pagar una hipoteca de 1100 euros al mes por un dúplex estupendo de 100 metros cuadrados al lado del mar con dos sueldos que juntos apenas llegan a los 3000. No puedo cambiarme el coche todavía, pero espero poder pronto. No puedo comprarme todo lo que me gustaría siempre, pero se perfectamente que eso no da la felicidad. Cierto es que me pagan una miseria por lo que trabajo, que a menudo pienso que no quiero ni puedo estar así toda la vida y que me gustaría ser mi propia jefa no por ganar más sino por trabajar menos, pero de momento cojo de la vida lo que me da y lo adapto lo que deseo (en términos materiales) y en gran medida mi felicidad empieza cuando llego a casa y me satisfacen los esfuerzos que tengo que hacer por pagarme la hipoteca. Será que no se de la vida…

Te voy a decir una cosa (a todos aquellos que tenéis la inmensa suerte de no vivir y trabajar en España): con 2000 euros al mes apenas si da para “vivir” muy modestamente; los gastos fijos de facturas, alquiler (o hipoteca) comida (comprando sólo marcas baratas y tal), gasolina, seguros, etc… se cifran en 1400-1500 euros al mes para una única persona.

No sé yo… yo ahora estoy vivendo en Francia, solo, pago alquiler, luz, agua, gas, teléfono… No como mal del todo, voy y vengo del trabajo en autobús todos los días… y con todo, gasto del orden de 1000-1100 euros al mes. Eso sí, si voy al cine no como palomitas, ni necesito salir a cenar X veces al mes, ni voy a esquiar.

Muchos de los que viven merecen morir y algunos de los que mueren merecen la vida.
¿Puedes devolver la vida? Entonces no te apresures a dispensar la muerte.

Estoy de acuerdo con Jellby.

En mis principios teutones vivia de manera austera pero desahogada y no pasaba de gastar 800 euros al mes. Pagaba alquiler, luz, agua, telefono, comida y cerveza. Lo unico que si que puedo decir es que no tenia coche que mantener, pero por lo demas no me privaba de nada.

Creo que Espanya ya no es lo que era, y cada vez menos.

Pues “Jellby”, contando con un sueldo y tres hijos (5 bocas) ya te puedes imaginar la presión diaria y los equilibrios en el filo de una navaja de esas que cortan de lo lindo. Claro que nosotros no vamos ni a esquiar, ni a…

Menos mal que la felicidad es gratuita, porque si no…

Eso es distinto, estamos hablando de lo que cuesta vivir una sola persona.

Muchos de los que viven merecen morir y algunos de los que mueren merecen la vida.
¿Puedes devolver la vida? Entonces no te apresures a dispensar la muerte.

De lo que de verdad depende la felicidad del bueno de Minglanillas es de un trucha, pero no así una truchita cualquiera sino todo un piazo de ejemplar. Vamos que si pica el cebo, tendrá una especie de felicidad asegurada para mucho tiempo, tanto que hasta sus nietos padecerán en su día el sonsonete eterno de la historia de la trucha del abuelo; pero sino pica, si Minglanillas se tiene que volver con las manos vacías…

Su “felicidad” es trucho-dependiente, y nos llamamos seres inteligentes

Iba buscando este fantástico escrito, que leí en el instituto, un profesor de filosofía me lo facilitó en una fotocopia (a saber dónde está esa fotocopia) y también tenía entendido que era anónimo, escrito por monjes benedictos. Pero qué importa su procedencia, sólo su sentido ¿no?

Gracias por tenerlo en tu web. Alegra los sentidos.
__________________________________________________
Mi nombre Lucía: www.pruebamedenoche.blogspot.com