Conversaciones de ascensor

Por algún curioso motivo, el ser humano no sabe estar callado. Unos abren la boca para colmar un irresistible impulso por decir tonterías, y otros simplemente se encuentran incómodos en el silencio. La mayoría de nosotros nos encontramos en el segundo grupo con alguna pequeña incursión en la idiotez, pero los hay que simplemente no saben estar callados. Hoy nos centraremos en los que se sienten incómodos en esos silencios espesos que podrían cortarse con una morcilla, situación que alcanza su clímax de violencia cuando viajamos en un cajón de 1 metro cuadrado con una persona a la que no conocemos de nada.

Ah, los ascensores, esos mágicos cacharros que nos suben a piso al que vamos y que nos proporcionan una urgencia tal por miccionar que parece que nos estén apretando la vegija a dos manos. Cuántas historias se pueden escribir en un ascensor.

El ascensor es un hueco mínimo. Se pueden juntar varias personas que no se conocen de nada, estar una apretada contra la otra, y hacerse 10 pisos sin que nadie diga ni mú. Y la cosa es violenta. Todos ahí apretados, intentando no tocarse; un horror, oiga. Pero cuando la cosa se estira al límite es cuando van dos personas solas. Es tan desagradable como cuando uno dobla la esquina y se pone a andar al mismo ritmo que otra persona que pasaba por allí. Y ahí estáis los dos, andando uno al lado del otro, que parece un marcaje en zona. Al final tiene uno que apretar el paso y meter tierra por medio, de lo incómoda que es la situación. Revisemos qué pasa en un ascensor.

Llegas y hay alguien esperando. Vaya, hombre, ya es casualidad. “Hola”, “Hola”, cruce de saludos sin mayor compromiso. Uno mira el correo, el otro mira por la puerta del patio esperando ver una tía que pase en bolas por la acera, no te jode. Al fin, después de un largo silencio, llega el ascensor.

¿A qué piso vas?”, “Eeeh, al sexto”, “Vale, yo al séptimo”. Cojonudo, tenemos extended version. Tras los prolegómenos, al alcance incluso del más negado, comienza la escalada. Miras los botones. Vaya, cuántos hay. Miras el marcador, miras el suelo, levantas después la vista y tarareas el porrompompero. Uno empieza a notarse incómodo y siente la urgencia de decir algo, por insustancial que sea, algo que rompa el hielo. Política, fútbol, sexo… todos los temas parecen demasiado arriesgados para salir del paso, y al final se recurre a lo de siempre: el tiempo.

Pues ya empieza a hacer calor, ¿eh?”, te dice el otro. Y tú pensando “Pues claro que hace calor, cretino, si estamos ya Julio”, y el otro que se hace cargo: “Joder, claro que hace calor, qué gilipolleces digo, si ya estamos en Julio. La gracia estaría en que hiciera frío”. Y ya la hemos liado. El diálogo para besugos está servido, porque una vez se ha empezado una conversación de tal calibre intelectual, es imposible detenerla. “Es que esta primavera está siendo muy rara”, frase comodín donde las haya, eso lo saben todas las abuelas. “Sí, eso sí, con la que ha estado cayendo…”, y así una tontería tras otra hasta que al final se llega al piso del primero de los dos, que baja resoplando y deseando haber cogido las escaleras pese al calor que empieza a hacer, pese a lo rarita que ha sido la primavera y pese a la que ha venido cayendo. El que queda en el ascensor no se alegra menos que el que parte.

Si queréis dominar el arte del ascensor, esperad apostados a que suba una abuela. Cuando llame al aparato aparecéis de la nada. Las abuelas dominan el refranero español y sus recursos lingüíticos son inagotables. Además no se avergüenzan por iniciar una conversación absolutamente banal. Para otras cosas preferiréis a sus nietas, pero para el noble arte del compadreo ascensoril, las abuelas son caballo ganador.

Los ascensores dan lugar a curiosas anécdotas. Iba yo un día a casa de un amigo cuando coincidí en el turno de ascensor con una mocita de órdago, unos años menor. La chica estaba en esa dulce edad en la que no hay una fea. Para ella quizá yo fuera un desconocido, pero yo a ella la tenía bien calada de verla pasear el chucho mientras mi amigo y yo hacíamos footing y cábalas sobre si tendría novio o no, y sobre qué hacer cuando lo averiguáramos.

Debía de venir la chica de pasear el can, porque llevaba una bola de pelo de considerables dimensiones prendida de una correa de color rojo de esas que se estiran. Los tres esperamos al ascensor unos segundos, y desde el momento en que las puertas se cerraron yo ya sabía lo que iba a suceder; sólo me preguntaba cuándo tendría lugar el amargo desenlace.

Efectivamente, el perro tardó menos de dos pisos en clavarme la nariz entre las pelotas. La pobre chica, apurada, parecía no haber previsto la situación, y trató de alcanzar el hocico del perro con la mano; fue peor el remedio que la enfermedad. Los cinco siguientes pisos los pasamos intentando recomponernos. Bueno, ella más que yo. La chica jamás volvió a mirarme a la cara. Los perros son así.

Cuando uno sube al ascensor lo primero que hace es mirarse al espejo. Se repeina ese mechón rebelde, hace una pose de matador y se repite lo bueno que está y cómo es posible que esa estampa pase hambre. Alguno va más allá y aprovecha para reventarse un grano contra el espejo o atrapa ese moquillo redondo que lleva toda la tarde incordiando y que se había hecho fuerte tras el cerebelo. Una cámara detrás de uno de esos espejos de ascensor, y las copias las vendes a 100 euros.

Así son los ascensores. ¿Quién no tiene una anécdota graciosa? ¿Quién no ha practicado sexo en un ascensor? ¿Quién no ha subido un Citröen 2CV?

Categorias:

Comentarios

Tengo por ahi un ejemplar de la revista Investigacion y Ciencia en el que se cuenta como se comportan diversos mamiferos ante las aglomeraciones

Lo normal son tres tipos de actitud:

  • Extrema violencia. Ejemplo tipico: las ratas
  • Limitacion maxima de las interacciones: hombre, gorila. De hecho hablar puede llegar a constituir un acto agresivo
  • Creacion de actitudes grupales: algunos monos empiezan a despiojarse o, mejor aun, a copular como bonobos

Conclusiones:

  1. No deben mezclarse razas animales en un ascensor: no se han estudiado aun los efectos
  2. El nivel evolutivo humano es funcion de la edad y sexo del compañero de viaje
  3. En ocasiones algo de deporte no viene mal (vivo en un sexto…)

Por cierto, estoy de reparaciones en la comunidad: sin portero automatico, sin luz en el portal, sin ascensor… y sin antena de television :(. Menos mal que mi novia esta como un tren, y no la importa que nos comportemos como bonobos…

PS: el bonobo es un primate que se caracteriza por dos cosas: 1- es el mas proximo al hombre a nivel genetico ( 99,5% ) y 2- hace el amor al menos seis veces al dia

PS: el bonobo es un primate que se caracteriza por dos cosas: 1- es el mas proximo al hombre a nivel genetico ( 99,5% ) y 2- hace el amor al menos seis veces al dia

Vamos, un ser humano sin tapujos. Y algunos siguen empeñados en que hemos evolucionado…

Eso de las seis veces al día chunguito lo veo. Supongo que porque la mayoría de los hombres llegáis a una media de tres (tirando por lo alto). Así que para llegar a los seis, yo tendría que estar con dos hombres (uhhhhmm, quizá sería una buena elección xD).

Hay algun tio que tenga de media 3 veces al dia ? No me lo creo ni de coña. En todo caso, es facil culpar de la falta de sexo al tio, siempre parece que las chicas estan disponibles para cumplir la media, y tampoco es verdad. no?

Es posible que, aún estando con dos hombres, sean “sólo” tres actos diarios…

Vaya, como decía el otro: “vamos a jugar a que tú eres un hub y nosotros RJ-45” }:-)

No sé si llegaría a los 6, pero me quedaría cerca si:

  1. Mi mujer no tuviera un contrato en exclusiva conmigo.
  2. A las mujeres se os pudiera pedir sexo tranquilamente, y vosotras aceptarais basandoos solo en el atractivo que pudiera tener el pretendiente.

Mientras que para llevaros a la cama, sea necesario toda una serie de artimañas, triquiñuelas, agasajos etc, me temo que la cosa se queda en un quiero y no puedo.

ha aprecido hoy en una página web de noticias que se creen oportuno emparejar a los chimpancés con el género “homo”.Si no os lo creeis mirar esto:
 http://www.hispamp3.com/noticias/noticia.php?noticia=20030520112305.

Bueno, saludos cordiales…y a escribir que este web-log está genial!

Un dia me acerque hasta alcobendas para visitar a un amigo que vivia en un edifico en el que el ascensor era mas o menos de estas dimensiones : un metro de ancho ,un metro de largo y dos de alto. Pero quizá la guinda era que las puertas se abrian hacia adentro.. mala uva tenia el que lo puso , cagüentó .

MMM no, todavia no lo he practicado en un ascensor. Pero no será mucha cosa

La cosa es complicada:

  • A menos que subas a un piso 100, no tienes tiempo
    para nada ( bueno, a lo mejor tu si, pero a mi
    me gusta echarle tiempo al asunto :)
  • Si el ascensor es de los “con memoria” te arriesgas
    a que en medio de la faena sufras una “parada inesperada”
  • Eso de que el vaiven haga temblar los cables, me da un
    poco de mala espina… mejor en los ascensores modernos,
    esos que tienen railes en lugar de cables
  • A menos que seais contorsionistas, hacerlo de pie es
    “pelin” incomodo. Hombre, siempre puedes sentar a horcajadas a la
    parienta en tus caderas… ( uno que lee -y practica- el kamasutra … :)
  • Te acompañan todo tipo de olores: el tabaco de un vecino,
    la bolsa de basura de otro, la fritanga de la
    vecina del tercero, los tachines de el del quinto… harto desmoralizante, oiga
  • En el momento que alguno sea un poco exhuberante en cuanto a manifestaciones acusticas, te encuentras al salir del ascensor a la comunidad de vecinos en pleno, con una sonrisa de oreja a oreja (bueno, alguna cara de envidia tambien :)

Pues eso, que mas alla del magreo, el tema es dificilillo… :(

Lo peor es cuando conoces a todos tus vecinos (llevas viviendo toda tu vida en la misma casa), y entras tu primero al ascensor y preguntas “al septimo, verdad?” GROOOOOOOOOOONG, mal, es el quinto. Joder…. Ya la has cagado, les conoces de toda la vida, sabes cuantos hijos tienen, la puerta en la que viven, el piso, pero <b>siempre</b> te confundes en el puto ascensor.
Lo cual nos lleva a pensar que es lo que está pensando el vecino: “anda que este tambien… le conozco desde que no levantaba 2 palmos del suelo, y no se acuerda de mi piso, sera capullo…”
Por lo que estamos en una situacion doblemente traumatica, primero por el ascensor en si, y segundo por la metedura de pata del piso.

Ahora la putada es que me he cambiado de piso, y a me tengo que aprender a los vecinos, sus pisos… Por lo menos en lo que llevo aqui, no he coincidido con muchos vecinos en el ascensor… y para una jovencita que hay (porque las demas o no las he visto, o son demasiado mayores, o todavia estan aprendiendo a sumar) solo me la he encontrado una vez, y encima me lleve un susto de la hostia. Fue de los primeros dias, esperando el ascensor mientras sintonizaba el walkman, cuando se abren las puertas y alli estaba ella… y solo se me ocurre asustarme (quien iba a pensar que bajaba alguien???), y ademas en vez de dar al piso 0… pues di a mi mismo piso… de culo, vamos.
Siendo uno lo bueno que es… y todo se puede ir al traste por 20 putos segundos, que injusticia :D

Pues yo llevo 20 años viviendo en el mismo piso y todavia, ni
nunca, se cual es el piso donde ellos viven (algunos si, claro).

Además de eso tampoco me acuerdo de sus nombres ni
quienes son (no, no es Alhzeiner), simplemente paso y soy muy
despistado :)

Mientras leia lo de la conversacion de besugos, es decir, lo de la conversación sobre el tiempo, me acordé de una vez, mientras iba a trabajar, (antes trabajaba en un cuarto piso en una casa antigua, ahora menos mal, es un bajo donde trabajo) con un ascensor de menos de un metro cuadrado, e ibamos mi compañera y yo hablando de eso, de las conversaciones tontas que se suelen tener en los ascensores, y como decía Gonzo, que la tipica conversación es sobre el tiempo, en esto que sube al ascensor nuestro jefe… y podéis adivinar cual fue su tema de conversación??? Efectivamente!!! del tiempo… buah! nosotra nos miramos y, claro, nos tuvimos que contener la risa, eso si, luego tuvimos cachondeo para rato!

Saludos,
 A.M.

Sí señor, hasta ahora he tenido suerte.

Antes vivía en un primero: nada de ascensor. Ni situaciones embarazosas (joé, tampoco pasa nada por estar callado un minutillo) ni sufrimientos cuando se estropea.

Ahora vivo en un tercero, pero no hay ascensor. Aunque no sé si es peor coincidir con los vecinos por las escaleras…

Con la costumbre de subir y bajar los tres pisos de casa, en la universidad también los subo andando, así que tampoco coincido con los profesores en el ascensor.

De todas formas, un buen truco es ir siempre con la bici o con el cochecito del niño, así necesitas un ascensor para ti solito ;)

Qué pasa con todos esos fluidos y efluvios que emana
el ser humano y que tan bien se aprecian en un ascensor,
sin duda es una situación que todos hemos experimentado
en la nariz.

Por no hablar del temor recurrente cuando entramos en él
después de comer una fabada. La escena: la única tía buena
de la oficina entra en el ascensor, te sonrié, y se queda
de espaldas “ofreciendo” a tus ojos su lindo culito… y de
pronto la has cagado (bueno más bien suspirado). Quedas
como el cerdo que eres y a tomar pol culo.

Otra variante de la versión ‘tía buena’ me
sucedió cuando fui a casa de un amigo. Pues eso, que
estoy esperando el ascensor y aparece una tía de esas
que crujen. Hola, buenas tardes. Llega el ascensor, y le
digo:
-¿A qué piso vas? -mientras me iba
preparando para el notable esfuerzo de no
mirarle las tetas durante n pisos.
-Al tercero
Total, que mientras pensaba para mis adentros
‘vale, yo voy al octavo, joder que buena está, ella va al
tercero, pero joder joder, le doy primero al suyo y luego al
mío…’ ¡Raca! Que le dí al octavo y encima ni ella ni yo
nos dimos cuenta hasta que el ascensor pasó de largo.
-Ahí va, pues me he debido equivocar, lo
siento…
Debió pensar ‘anda que no se te ve la cara de
 vicioso’.

Otra que me pasó en el ascensor de la facultad, llego
al ascensor con todos mis colegas, lo llamamos, y ala,
sopocientos mandriles para dentro a 90 kilitos de media
(siendo optimistas), total que le damos al botón y cuando
están cerrándose las puertas aparece corriendo una de
clase que de delgada que está no está ni buena, encima
no es muy alta, le calculo unos 50 kilos por lo alto; total
que uno de mis colegas acciona el sensor, las puertas se
vuelven a abrir, ‘gracias’, la niña se sube y…
PNNNNNNNGGGGGG: sobrecarga; así que a la
moza le tocó subir a pata y supongo que iniciar la dieta
de la patata o alguna enfermiza de esas la misma noche,
y encima todos estos descojonándose…

Siento no haberos deleitado con una historia de sexo
en un ascensor; todavía no ha salido ninguna, me temo
que no es más que un tópico…

O al menos por mi parte. Y de paso aprovecho para recomendarlo ;)

PD: Disfrutad del sexo sea donde sea

Yo evito el ascensor, soy demasiado tímido, de esta forma consigo hacer algo de deporte, de todas formas no se dónde viven el 90% de mis vecinos y menos como se llaman. Lo más curioso que ves a los chavales de 15 años, a los que conoces desde que apenas sabían andar y no sabes qué decirles, ¡esto en el pueblo no pasaba!

Pues si, la verdad es que ya había pensado muchas veces lo tremebundamente estúpidas que son las conversaciones de ascensor, gracias a Dios que vivo en un segundo…

A mi la verdad no me dan miedo yo tengo la habilidad de hablar de estupideces durante horas sin inmutarme. Me parece que uso demasiado a menudo el taxi, y esto me ha influido en la generación de conversación inútiles.

Yo tb tengo una vecinita de las que crujen, de unos 17 añicos o por ahí. Y lo que me fastidia de encontrarmela en el ascensor es que… ¡¡¡ME TRATA DE USTED!!!

En serio, esto hunde a cualquiera… :(

Y sobre lo de la periodicidad del Bonobo, no me parece tan exagerada. A no ser que tengas 60 años y tu presupuesto viagral no sea lo suficientemente generoso.

Un saludo
 afernandes

Yo tengo la teoría de que uno es mayor (en el sentido de adulto, como cuando te preguntan “¿qué quieres ser de mayor?”, que no me gusta nada el eufemismo ese de llamar “mayores” a los ancianos) cuando los niños te llaman de usted, y me refiero a los niños de 5-13 años, los de 17 ya tienen (a veces) algo de educación y llaman a la gente de usted más por convención que por otra cosa, esos no cuentan.

Ahora doy gracias de vivir en una casa de solo 4 pisos de altura. Aunque, claro, ascensor de 60*70cm no es motivo de júbilo. Y por cierto, ¿donde hay que irse a vivir para tener vecinas así? En mi casa solo hay viejas.

Pues que quereis que os diga, pero en verano yo tenia una media de 5 al dia, el problema era encontrar la tia que no estuviera desfallecida en el 3. Supongo que va con las personas, conozco gente que ni 3 veces al año. Triste existencia eh? :P

saludetesss

Hombre… haciendo calculos ligeros, 3x5, 15 minutos, no me extraña que te dijeran que estaban reventadas, cualquier excusa para evitar quedarse a medias otra vez MWHAHAHAHAHAHA.

Como siempre he dicho más vale 1 de 1 hora que 6 de 5 minutos.

Fdo. Er trukulo asumiendo su condisión de secs simbol desos.

A ver…
Como apunta el compañero mas abajo, sobre tiempos etc, a mi me gusta tomarlo con calma (si, en verdad a veces uno rápido no está mal), caricias, cariños, risas, juegos… eso lleva tiempo, asi que si hiciese el amor 3 veces al dia a una hora o más… ¿cuando duermo, como o juego con el ordenador?
No se, o es que soy muy especial para estas cosas, o hay mucho fantasma(sin mosqueo, eh?!)
Un abrazo

Coincido contigo en lo de hacer el “ritual” lo mas detallado posible. Muchos creen (yo entre ellos) que lo que hace un polvo inolvidable de uno comun y rapido es la anticipacion, o sea, el preparar todos los detalles, la seduccion y todo lo que conlleva es lo mejor de la vida. Ahora, no me negareis que en un dia puedes echar, por ejemplo, 2 polvos de una hora bien preparados y seducidos, y 3 rapidos de esos para quedarte agusto. Depende muchisimo de tu pareja por supuesto, y de el tiempo libre que tengas, pero no es tan imposible como le parece a algunos, tal vez porque no lo han hecho en su vida, pero bueno ;) Por supuesto sin acritud todo :)

saludetesss

De todas maneras, no me negarás que hay que tener tiempo, con la vida que llevo el día debería tener 36 horas!Tanto sexo, ¿no lo acaba convirtiendo en algo rutinario? (Atención, es una pregunta que me gustaria contestárais)
Sin acritud? cada vez que leo esa palabra se me ponen los pelos como escarpias, me recuerda al final de los posts de un Troll que me estubo amargando :”’(

¿Tanto sexo no acaba siendo rutinario?

Pues no hijo, no. Lo que pasa es que hay que saber echarle
 imaginacion.

Porque si no, lo rutinario no es el sexo. lo rutinario eres TU

Es como la comida, puede ser rutinaria, pero nunca dejas de disfrutar de una buena tortilla de patatas, o de un buen lomo, o de lo que sea que más te guste ;)

A mi me encanta la tortilla de patatas, pero si me como 6 al día, que quieres que te diga…

El sexo no tiene nada de rutinario. Es vida, es fantástico para combatir el estress, y para quemar calorías ni te cuento.

Lo único es encontrar a la persona apropiada para ello, pero sobre todo tener imaginación y ganas. Besitosss

es rutinario si practicas la posición del misionero, sin cambiar un apice la postura, todos los sábados a las 10.30 de la noche, en la mísma cama…
si de vez en cuando le pones un poco de imaginación… el sexo engancha, y cada vez te gusta más.

Yo no fumo y quizá por eso no entiendo porqué una persona no es capaz de aguantar, cuanto 1 mínuto, hasta que llegue a su piso… si, si, ya sé que tú vives en el piso 120 y tardas algo más.

Mientras subes ves como el humo del tabaco se mete en tu nariz y no puedes respirar. Intentas mover un poco el aire con la publicidad del carrefour, aunque no solucionas nada, la niebla se hace cada vez más intensa, y todo eso sin dejar de mirar por que piso vas, teniendo en cuenta que vivo en un sexto… se hace interminable. Llega un momento en el que se te saltan las lágrimas, miras al fumador con una sonrisa estúpida y le dices sin que casi pueda escucharte “el humo…” cuando lo que quieres decir es “métete el cigarro en el culo, no ves que me estoy asfixiando”

En el post llamado:

Solo para Sus Ojos: Sexo, Ascensores, 007, 2cv
y el equipo A todo en uno (se acaba el hueco ya)

Sí, sí, es muy cierto que puede ser duro mantener charlas intrascendentes en un pequeño habitáculo, pero ¿y mantener charlas intrascendentes en un pequeño habitáculo con alguien que no comparte nuestro lenguaje articulado?
Cierto día coincidí en el ascensor con el vecino del cuarto. Tras los saludos de rigor afirmó muy ufano, y dirigiéndose al cuello de su camisa, algo así como: grmlblfffggaarghhhh…(sic) A lo que yo contesté: ¿cómoooorrr? Él, amablemente, me repitió que: grmlblfffggaarghhhh… a lo que yo respondí: ¿cómo dice?. Esto se repitió (amigos, es verídico) unas tres veces. El hombre me miraba como si yo fuese un retrasado mental (más o menos como yo a él, por cierto); como la situación era bastante embarazosa no me atreví a preguntarle por cuarta vez qué era lo que me estaba diciendo, así que opté por una respuesta poco comprometida: “mmm… sí” (dándole la razón no me puedo equivocar, me dije). Al punto se volvió el hombre hacia mí con ojos coléricos diciendo: ¡¡¿¿CÓMO QUEIII??!! No sé, debía estar preguntándome si creía que su mujer le ponía los cuernos, o algo así. En ese momento llegamos al cuarto y el hombre se bajó; afortunadamente sin partirme la cara. Sólo algo me quita el sueño ¿Qué cojones me estaría diciendo?
Un consejo: os digan lo que digan en el ascensor, contestad siempre que parece que quiere llover.

Te estaba preguntando que si querías compartir con el una sesión de sado-maso homosexual, esperando que le dieras una somanta de ostias, que eso era lo que realmente más le ponía, que le dieras caña.
Cuando le dijiste que si, le dejaste chafado y desilusionado, el ya había preparado el cuerpo para recibir el castigo de un chico fornido como tú.

Los bonobos no les importa en lo mas minimo el sexo de
con quien lo hacen, sea hembra o sea macho.

Y hablando de especies sin tapujos. :-|

Me parece obvio que se hable de los 2cv, sexo y ascensores en este thread. Al fin y al cabo, solo alguien como 007 podia reunir las tres características.

Si, 007 tambien tuvo un dos caballos. No todo iban a ser Aston Martins, BMW, Lotus, Bentleys y cosas así. Y si no me creeis, mirad el principio de “Solo para Sus Ojos”

Lo del sexo en los ascensores es una costumbre que se está perdiendo. La razon es la sustitucion de los antiguos ascensores por los modernos. Antes los ascensores tenian un conmutador que los detenia inmediatamente. Ese conmutador podia quedarse conectado, de tal manera que podias bloquear el ascensor convenientemente. El ascensor de mi edificio lo tenía, pero al cambiar a un modelo mas moderno lo sustituyeron por un boton de “abrir puertas” (¡ke mala leche!).

Yo no me corto en mi ascensor: El que fuma delante mia ya sabe la que se le viene encima. Creo que con eso ya lo he dicho todo.

Cuescos ascensoriles: Aplicar la Tercera Gran Frase de Homer Simpson: “Estaba así cuando llegué”

El sexo y los dos caballos van unidos casi desde la creación del coche. A pesar del mito de la suspension , los anuncios de condones y tal, puede ser incomodo practicar sexo en un 2cv o similar (Dyane, Ami 6/8/Súper, Break, Dynam, Mehari). La razón se debe a sus asientos delanteros, que no son abatibles. Así que no te queda otra que elegir una de estas dos opociones:

- La banqueta trasera, que es larga y dura, como la de los elefantes (como la SENDA de los elefantes, malpensados)

- Sustituir los asientos delanteros por unos mas “acordes”, como pueden ser los del Citroen GS o los del Citroen BX (mi Dyane 6 lleva los asientos delanteros de un BX 19 TRS Athenas, en plan deportivo).

Hay que tomar nota de la gran ventaja que suponen los techos descapotables del 2cv y el Dyane, asi como la barrita antivuelcos, con muchas mas utilidades de las que parece. Al poder abrir el techo, se pueden ejecutar figuras acrobáticas imposibles de hacer en otros coches. Tambien puedes retirar los asientos delanteros y la banqueta trasera y colocar una colchoneta. La evidencia empírica me lleva a recomendaros cualquiera de estas soluciones.

Creo que el Equipo A jamas tuvo un dos caballos… pero si un Mehari, conducido por Fénix en los capítulos del Juicio del Equipo A, cuando estaban atracando el Banco de Saigon… ¿y a eso lo llamaban Jeep? Bueno, al menos flota…

eres un monstruo Speccy, solo tu puedes hacer atrayente a mis ojos un tema como el tuning :)

saludetesss

Juass, Speccy, creía que esta semana no llegabas XD

estaba yo esperando el ascensor, cuando entra una tia güena que no era del edificio. Subimos los 2 y me pregunta:

- “¿A qué piso vas?”

Yo, como vivo en el último, le contesté:

- “Tranquila, tu vas antes que yo”

Y coge la tia y me suelta con voz de tonta:

- “¿Y cómo sabes que voy antes si no me conoces?”

Contestación:

- “A lo mejor es que yo voy al último…”

x’DDDDD la tia se puso colorada y agachó la cabeza, y cuando se bajó creo que pudo oir mis carcajadas durante los 5 pisos restantes x’DDDDDDD

El caso es que me has traido a la memoria una situación muy embarazosa que ha traumatizado mi relación con los ascensores. Yo creo que en la vida nos pasan cosas por que intentamos ser “demasiado” educados (sobre todo cuando estamos atrapados en un ascensor).Hete a mí en mi portal esperando al ascensor cuando de repente, aparece mi vecinita con su perra (buff, con lo que me angustia subir en el ascensor con cualquiera que no sea yo mismo). Bueno, al llegar al ascensor, yo muy educado y para sacar tema de conversación, me agacho y le digo al animalito (al de cuatro patas): “Hola Loli, qué, que te traen de dar una vuelta…”, en qué momento, cuál fue mi error. Se me pusieron los pelos como escarpias cuando mi vecina me dijo: “Loli es mi madre, la perra se llama Juani”. ¡¡¡TOCATE LOS COJO…!!!, y tuvimos que subir siete pisos en un ambiente tan tenso que se podría cortar y creo, que ella también quería cortar algo en ese momento.En fín, nunca más he vuelto a abrir la boca, es más, a partir de entonces he evitado cruzarme con esa vecina en concreto y más aun con Loli, su madre.Un saludo.