Alicia a través del espejo

De “Alicia a través del espejo”. El que tenga ojos, que lea.

—————

—Pero “gloria” no significa “una bonita argumentación definitiva” —objetó Alicia.
—Cuando yo uso una palabra —dijo Humpty Dumpty con cierto menosprecio—, significa justamente lo que yo quiero que signifique. Nada más y nada menos.
—La cuestión es —dijo Alicia— si usted puede hacer que las palabras signifiquen cosas distintas.
—La cuestión es —dijo Humpty Dumpty—, quién es el que manda. Eso es todo.

Categorias:

Comentarios

Si este post significa que el anterior era una metáfora, bueno, analogía, creo que todos nos habíamos dado cuenta de ello. Aunque en mi opinión era una mala analogía. Que sí, que es tu blog, tu casa y te lo follas cuando quieras, pero pensaba que agradecías el feedback de los lectores incluso cuando no estaban de acuerdo contigo. Siento haberte molestado, si ese ha sido el caso, pero es que no estaba de acuerdo. Y sí, créeme, he entendido lo que querías decir con la entrada, solo que me parece que te basas en un estereotipo anticuado que sólo sirve un poco como excusa, tanto para hombres como para mujeres.

Si no era por eso y se trata de un guiño a algo de lo que no tengo ni puñetera idea, mil perdones.

Evidentemente, esto va de buen rollo. Igual que lo del post anterior. Era una reflexión de autor a autor, porque aunque es divertido jugar con estereotipos, arquetipos y demás tipos, algunos no deberían ser perpetuados, creo yo.

Ay dios, es que podría ponerme a hablar y no parar, porque precisamente ando leyendo ahora ciertos libros sobre la construcción de la persona a través de la sociedad y sus roles, y que por mucho esfuerzo que se haga desde las administraciones públicas hay un ámbito que siempre se escapa al cambio y es el de las conversaciones privadas entre hombres. También entre mujeres, claro, que del mismo modo que digo aquí esto cuando me saltan con lo de que todos los tíos son unos cabrones respondo lo mismo que antes, que hay tíos y tíos, y que antes que tíos son personas.

Vale, ya definitivamente me he ido del tema. Que sí, que el que quiera entender que entienda, pero que si iba por eso he flipado un poco con la reacción. Y si no iba, habrás flipado tú por la mía.

Besos y abrazos, xOxO

¡Tiene melocotones la cosa!

Blues-Blues
Filosofía comentada
Un misántropo

Las palabras son un pozo sin fondo. Encontrar un significado definitivo y estricto que no tenga acepciones es más que complicado.

Je,je…. nunca me cayò bien Humpty Dumpty, por eso me alegré cuando cayó y se calló.

Creo que al problema que hacía referencia Carroll es si las palabras tienen alguna entidad por sí mismas o son sólo sonidos arbitrarios cuyo sentido depende completamente de quien los use. Tema este del nombre y lo nombrado que sigue interesando a escritores contemporáneos como Paul Auster (“La ciudad de cristal”).

En mi opinión ambas posturas tienen algo de razón ya que ambas están equivocadas; efectivamente y no, porque las palabras no existen.
——————————————————————————-
La ruta de las cabezas de piedra

Creo que este comentario y el de la lectora que quería echarme un polvo son de lo más estimulante que he leído aquí en el último año.

Póngase música de Dylan:

Cause the times, they are a-changing…

Of war and peace the truth just twists
Its curfew gull just glides (…)
All and all can only fall
With a crashing but meaningless blow
No sound ever comes from the Gates of Eden (…)
And the princess and the prince
Discuss what’s real and what is not
It doesn’t matter inside the Gates of Eden (…)
At times I think there are no words
But these to tell what’s true
And there are no truths outside the Gates of Eden

Bob Dylan
——————————————————————————-
La ruta de las cabezas de piedra

Yo opino que una palabra no tiene entidad, sino que es sólo una convención para referirse a un concepto/objeto/lugar, etc. Por lo tanto es sólo un conjunto de sonidos ( o símbolos) arbitrario que cuyo significado depende de quién lo use. De entrada la palabra “cama” no significa lo mismo en castellano que en catalán (lenguas o convenciones diferentes).

Por otro lado, las palabras que no se refieren a objetos tampoco tienen el mismo significado para personas dentro de la misma “convención lingüística”. Colores: verde, rojo, azul… no significan lo mismo para un daltónico que para alguien con una visión “normal”. Ética: bien, mal, bueno… Todos los adjetivos, adverbios, etc… más de lo mismo, pues para decir que algo es rápido o lento cada cuál usará su propio criterio de decisión.

En electrónica o telecomunicaciones se conviene que +5V significan ‘1’ y -5V significan ‘0’. Por ejemplo. Pero en realidad el 1 y el 0 no existen, son sólo maneras de referirse a fenómenos físicos. Es sólo otra forma de lenguaje.

En “La ciudad de Cristal” cuando Paul Auster hablaba sobre la existencia o no de un “Lenguaje original” comentaba toda una serie de experimentos basados en aislar a niños pequeños del influjo lingüístico de la sociedad, explicando que tras los experimentos los niños no hablaban ni una palabra.

Tal vez el lenguaje original no exista. O tal vez no estaría formado por palabras y sonidos , sino por gestos, movimientos, actitudes…

a saber!

?m?LGVmV
________________________________________________
Lo Esencial es in>isible a los ??
Sé y Haz.

No te creas que entiendo muy bien esta entrada, me veo en las mismas que Mosqueperra…Ahora va a resultar que he leído más veces tu blog que mi propio diario (de hecho ni siquiera tengo diario) y se nos vuelven en contra los elementos…

Espero que esto no sea la vaselina que introduzca el “que os den por culo”;). Hay tantas verdades como lector@s y administrador@s.

Nada es verdad, nada es mentira: todo depende del color del cristal con que se mira.

Este post no hace sino recordarme el famoso anuncio del “scattergories”.

Un saludo.

Te recomiendo que leas el primer capitulo del ensayo que hace Mario Vargas Llosa sobre la vida de Onetti.
En este primer capitulo se explica de manera original como las palabras y la sociedad trabajan juntas para crear y darle un sentido ficticio a la vida real. Habla de una pareja de aventureros del siglo pasado que estudian el lenguaje milenario de una tribu aislada(sin contacto con la sociedad “civilizada”)y para ello se despelotan como los de la tribu y se cuelan en esa sociedad, sin hablar el idioma tratan de entenderse. Lo sorprendente de la historia es cuando aparece el “chamán” en el poblado y en vez de aplicar medicinas o conjurar a los dioses, solo usa las palabras para mantener a la tribu durante horas sumergida en esa ficcion que surge del chamán, palabras y mas palabras, a veces con sentido y otras sin sentido, palabras sueltas o encadenadas, que forman frases o no. Un momento mágico para la tribu.
Las palabras son capaces de mover los sentimientos y trasladarnos a otra realidad, fuera del mundo real.

se llama “El hablador”. Va una persona de pueblo en pueblo de forma itinerante contando historias. Tal como dice en el libro, es como “ver television”, pero a través de las historias que narra el integrante de ese pueblo.

Lo leí hace muchos años atrás y no recuerdo casi nada. Lo recomiendo para aquellos que quieran leerlo a modo de curiosidad, como quien está viendo un documental. Es un libro interesante si se lee con pocas expectativas.


“El camino del cielo es saber vencer sin combatir”

porque lo que está claro es que el elnguaje no es matemático,no es exacto.La decisión de adoptar una palabra en vez de otra ya inicia el camino de lo relativo y de lo discutible,no aceptable y, como sucede en ejpana, opinable.

Si siempre hubiera lectoras que quisieran echarte un polvo por articulo escrito, el mundo estaría gobernado por Bloggers…

Afortunados los “Gonzos” que el sexo les viene a traves del placer de la pexresion escrita.!!

Nunca me ha gustado escribir. Pero si me gustase, y quisiese hacerlo, me gustaría haber escrito precisamente esto. No se puede decir más ni mejor. Si, habla sobre palabras y significados arbitrarios. Pero sobre todo, lo más importante, es que habla de la comunicación. Ni más … ni mejor …